Cuando ya pensábamos que el retro-ochentismo estaba tocando fondo, vienen los de adidas Originals y nos anuncian que han establecido una Alianza Intergaláctica con nada más y nada menos que George Lucas. De semejante acontecimiento salió la línea adidas Originals Star Wars Collection. Y que me digan lo que quieran, el abuelo Lucas será un pesetero, pero sacándole brillo al merchan y a su legado es el puto Jedi. La colección de Star Wars era para quitarnos el hipo y de lágrimilla pura, y en la redacción de FPM ya tenemos todos nuestras favoritas y nos invitamos los unos a los otros a regalárnoslas por nuestros cumpleaños. Y si la primera campaña oficial tenía tela, con la nueva ya sólo podemos hacerles la ola hasta que nos duelan las cervicales.

Ahora que se acerca el Mundial de Sudáfrica, nos recuerdan que hay que ponerse futbolero y equiparse los pies como Yoda manda. Por eso, no pierdan el tiempo y vayan a cualquier store especializada a por su par de sneakers de esta colección (aunque también hay ropa con un puntillo friki tendencioso nada desdeñable), porque son de edición limitadísima y a las boutiqueras se los quitan de las manos. Mientras tanto, disfrutemos de la versión 2.0 de la secuencia en la Cantina de Mos Eisley… donde sale Beckham que por desgracia (y por comparación y por pintas) está más bueno que Han Solo; donde Daft Punk resultan más robóticos que C3-PO y R2-D2 (que digo yo que podrían pincharse unos temitas); Snoop Dog le da al sable láser como nadie y Noel Gallagher (¿dónde estabas, cari?) y Soy Marrón (Ian Brown) comparten plano en amor y compañía. Product Placement freak con vaselina y bueno gusto. Así, sí.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend