¿Cómo fue la alfombra roja de los American Music Awards? Pues no sé… Dímelo tú

Ya no es sólo que los American Music Awards 2016 no le interesen a nadie… Es que su alfombra roja no hay por dónde cogerla, la verdad. Un cuadro.

 

Ayer fueron los American Music Awards 2016… Y, más allá del discurso anti-Instagram de Selena Gomez en su reaparición pública tras meses de silencio (algo de lo que, por cierto, ya te hemos hablado en este otro artículo), no le interesó a absolutamente nadie. Eso es así. Al fin y al cabo, los yankis ya tienen trescientos mil galas de premios que nos mantienen ocupados durante todo el año, así que añadir otra más es un poco de locos. Y, sobre todo, lo que ocurre aquí es que a estos American Music Awards les falta una personalidad que los haga únicos.

Y no. Eso no se ve por ningún sitio. Empezando, evidentemente, por la alfombra roja. La cuestión es que en otros premios todo el mundo sabe a qué atenerse: a los Oscars se va de punta en blanco, a los Globos de Oro se va como a los Oscars pero un poco más informal, a los Grammys se va rollo putón verbenero, y a los Grammys Latinos ya ni te cuento… Pero, entonces, ¿cómo se supone que tiene que ir vestida la gente para brillar (o no) en la alfombra roja de los American Music Awards? Ni repajolera idea.

Se nota en los asistentes que nadie sabe bien por dónde tirar… Hay quien opta por la elegancia extrema, como Selena Gomez (súper princesil en su Prada), Ciara (con un precioso bombo enfundado en su Stephane Rolland) o Rebecca Romijn (Rita Vinieris). Hay quien se permite algunas extravaganzas como las blondas de Gigi Hadid (Roberto Cavalli) o el rollito banderillero de Zoe Saldana (Monse). Hay quien no sabe qué carajo está haciendo, como Lady Gaga (Brandon Maxwell) o Ariana Grande (Alexander McQueen). Y después están las que directamente están meando fuera de tiesto, como esa Chrissy Teigen (Yousef Akbar) que casi enseña el potorro dándole una nueva definición al concepto “por la raja de tu falda” o esa Z LaLa que no sabemos quién es ni queremos saberlo. Para nada.

Con un patio tan alborotado donde no hay unas directrices de estilo claras y donde parece imperar el dar la nota por encima del buen gusto, será mejor que nadie nos pregunte qué tal la red carpet de los American Music Awards 2016… Ni idea. A saber. Dínoslo tú mejor. [Más información en la web de los American Music Awards]

 

No Hay Más Artículos

Send this to friend