superstar

David Beckham, Pharrell Williams, Rita Ora y Damian Lillard te demuestran que una superestrella no es lo que crees… ¿Tendrá algo que ver con las adidas Superstar?

 

Cada época ha tenido sus mitos y, por mucho que los filósofos se empeñen en que la post-modernidad que nos ha tocado vivir se ha quedado completamente huérfana al respecto de este tipo de figuras aspiracionales, habrá que convenir que más bien lo que hemos hecho es un intercambio: bye bye mitos, hello superestrellas. A los niños ya no se les educa en la fuerza de voluntad de los héroes grecorromanos ni en las virtudes espartanas de los santos, sino que ahora todo crío crece idolatrando a seres como tú y como yo, humanos de carne y hueso que, sin embargo, ya llevan sobre sus espaldas el peso de gestas que parecen sobrehumanas.

¿Que es una superestrella? Todo el mundo parece tenerlo claro y, sin embargo, cada persona tiene su propia visión de qué es lo que hace que una superstar llegue a serlo: los ceros en el banco, los k’s en redes sociales, los seguidores que abarrotan conciertos, los fans que siguen a deportistas en sus periplos mundiales, los logros vitales destinados a pasar a la historia en sus respectivos campos… El concepto superestrella parece tan cercano y tan lejano a la vez que resulta difícil, casi imposible, definirlo con palabras definitivas. Es por eso que desde adidas han querido dejarlo claro de una vez por todas y les han preguntado a cuatro superestrellas qué es y qué no es para ellos eso de ser una superstar: David Beckham, Pharrell Williams, Rita Ora y Damian Lillar son los encargados de disertar sobre el tema, como filósofos post-post-modernos, para demostrarte que una Superstar no es lo que crees que es.

¿Y por qué pregunta adidas tal cosa? ¿Todavía no has visto por dónde van los tiros? Una de las siluetas más míticas de la casa adidas siempre ha sido la Superstar: primero como estandarte del básquet en los 70 y, a partir de los 80, como icono absoluto del street wear que diferentes tribus han sabido adaptar en diferentes puntos del planeta dependiendo del momento y de sus necesidades. Desde el hip-hop yanki de los 80 hasta el rollo otaku japonés de los 90 pasando por cualquier escena skater que se precie, las adidas Superstar han sabido llevar las tres rayas de la firma hasta lo más profundo de la cultura del nuevo siglo. Al fin y al cabo, mientras nosotros seguimos preguntándonos qué es una Superstar, en adidas lo tienen bien claro: puede que el hábito no haga el monje, pero la adidas Superstar sí que hace a la superestrella.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend