belako

HAMEN / Belako [75%]. Ha llegado la hora de Belako. Después de que su debut en largo, Eurie (Gaua Records, 2013), se quedara a medio camino y sugiriera sólo una parte del potencial del grupo; y de que sus dos siguientes EPs, Bele Beltzak Baino Ez (Belako Records, 2014) y AAAA!!!! (Belako Records, 2014), lo resituaran por la amplitud sonora que ofrecían, Hamen (Mushroom Pillow / Belako Records, 2016) emerge como el álbum que condensa y confirma todas las virtudes del cuarteto formado por Josu y Lore Billelabeitia, Lander Zalakain y Cris Lizarraga. Fogueados convenientemente en directo por todo el país durante las últimas temporadas, el empaque adquirido sobre las tablas y la ventaja de la autoproducción (guiada por Josu) se vuelcan en un disco pétreo, compacto y rebosante de electricidad que, a la vez, permite la introducción de texturas aportadas por los teclados (en forma tanto de notas de sintetizador como de piano) para aderezar un espectro sonoro enraizado en el rock, el post-punk y la new wave.

Dieron buena fe de ello los cuatro temas de adelanto de “Hamen” al mostrar los diferentes prismas de su repertorio: “Track Sei”, bomba rock con estribillo explosivo; “Nomad”, abierta a la new wave de pulso bailable; “Something To Adore”, de tempo ralentizado y sumergido en after-punk lánguido; y “Key”, colocada bajo una bola de espejos con Belako mirando cara a cara a los Blondie de “Heart Of Glass”. No obstante, ¿el hecho de haber catado previamente estas canciones, que forman el núcleo duro del álbum, resta capacidad de sorpresa a “Hamen”? Para nada. Y eso que incluye otros cortes ya conocidos: “Mum”, “Crime” y la remozada y vigorizada “Monster”, rescatadas de los mencionados EPs; y “Sinnerman”, su lograda versión nuevaolera del original de Nina Simone que tan bien han lucido en sus conciertos.

A pesar de su atrasada publicación, “Hamen” cumple con las expectativas depositadas sobre Belako y anticipa su espléndida proyección (¿también internacional?).

Si tiramos del hilo de estos dos últimos temas, hallamos el agitado sustrato rítmico que bombea una de las piezas nuevas más sorprendentes del lote, “Aarean Bez”, insertada en el dance-rock fluorescente. Un movimiento enfocado a la pista discotequera que refleja la versatilidad de Belako, que rompen el cascarón del indie-rock académico inspirándose en el post-punk de bajo percutor (“Fire Alarm”, en la que la voz de Cris aporta matices luminosos) y la new wave ochentera sacudida por riffs de guitarra inflamables (“Guk Emanez”).

A pesar de su atrasada publicación, “Hamen” cumple con las expectativas depositadas sobre Belako y anticipa su espléndida proyección (¿también internacional?). Sí, la hora de Belako ha llegado y se encuentran en la posición adecuada.

 

No Hay Más Artículos

Send this to friend