Gracias a esta sesión de Shit Robot, nunca más existirán los lunes, los martes, los miércoles, los jueves o los viernes… ¡Siempre va a ser fin de semana!

 

No es que falten ganas de nuevo material de Shit Robot… Pero, oye, cuando se trata de hacer ruido para que la gente te haga un poquito de caso en medio de la marea sin sentido de la sobreinformación internetil, nunca está de más recurrir a tácticas literales como, por ejemplo, visitar a tu buen amigo Tim Sweeney y marcarte una sesionaca de un par de cojones. Pero no adelantemos acontecimientos y empecemos por el principio: ¿todavía no te has enterado de que Shit Robot, uno de los grandes nombres de la santa casa DFA, tiene nuevo -y muy crujiente- disco?

Pues eso, que ojito con “What Follows” (DFA, 2016), porque puede convertirse en el trabajo que saque al proyecto de Marcus Lambkin de la segunda fila de la mítica discográfica y lo lleve al frente de todo (eso si el señorito James Murphy lo permite ahora que el regreso discográfico de LCD Soundsystem es una realidad, claro). Sobre todo si al final resulta que el álbum en cuestión suena de forma tan rotunda como la sesión que el mismo Shit Robot mezcló hace unos días en los estudios del programa Beats in Space.

Shit Robot pone sobre la mesa un chorreo de casi hora y media en la que el mejor technazo no levanta el pie del acelerador… pero tampoco se pasa del límite de velocidad.

Ya se sabe: el BiS de Tim Sweeney se ha convertido no sólo en el punto de encuentro de la plana mayor del colegueo de djs más interesantes del momento, sino que a veces incluso también sirve al noble propósito de hacer de platafarma para gente con novedades jugosas. Tan jugosas como “What Follows“, claro: un disco que es una excusa perfecta para poner sobre la mesa un chorreo de casi hora y media en la que el mejor technazo no levanta el pie del acelerador… pero tampoco se pasa del límite de velocidad. Un continuum de esos que te llevan directo hacia el fin de semana lo escuches el día que lo escuches,

De regalo, además, otra sesión del mismo Tim Sweeney, que siempre es una puta maravilla y que no necesita ser vendido de ninguna de las formas. Sea como sea, haz los deberes: escucha esta sesión tremendérrima y, después, ve a por “What Follows” (si no lo has hecho todavía). [Más información en el Facebook de Shit Robot y en la web de Beats in Space]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend