“Ben-Hur” es el estreno destacado de la semana… por motivos realmente chungos. Casi que mejor quedarse con “La Puerta Abierta”

 

Reconozcámoslo: nos puede el morbo. Una película nos puede interesar porque ha recibido muy buenas críticas, evidentemente… Pero nos interesa más todavía cuando hay algún tipo de cataclismo por medio. Porque, a ver, si “Ben-Hur” hubiera sido un estreno normal, hubiera pasado sin pena ni gloria por este verano en el que todos los blockbusters han estado un poco regular de lo suyo. Pero la película de Timur Bekmambetov puede fardar de ser uno de los estrenos más desastrosos de la historia en lo que a recaudación en taquilla se refiera. Así que ya lo sabes: te interesa.

No te voy a engañar. Para nada. El remake del clasicazo peplum de 1959 tiene pinta de ser uno de los films más infectos que te vas a poder echar al gaznate este año. Pero, precisamente por eso, ¡hay que verlo! Ahora bien: a lo mejor lo más sensato es que puedas verla en VOD o algo así, porque pagar para esto debería estar penado por la ley.

 

 

Aunque, la verdad, también puedes pasar por completo de “Ben-Hur” y dedicar tu tiempo y tu dinero a un estreno que sea interesantes de verdad. Un estreno como, por ejemplo, “La Puerta Abierta” de Marina Seresesky. ¿Necesitas un titular de relumbrón para convencerte aquí y ahora, sin necesidad de seguir leyendo? Pues te diré que esta película está protagonizada por una Carmen Marchi que interpreta a la hija de una señora que cree ser Sara Montiel.

¿Cómo te quedas? ¡Muerta! Y eso que no sabes ni la mitad: la madre está interpretada por Terelu Pávez; y ambas se ponen en la piel de dos prostitutas que, de repente, ven cómo todo su mundo cambia cuando se les une una tercera en discordia que resulta ser ni más ni menos que Asier Etxandia. ¿Necesitas algo más para que esta barra libre de gozoso surrealismo se convierta en tu peli de la semana?

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend