Home » Libros » Remasterizado

Remasterizado

Kitchen / Banana Yoshimoto

kitchen

Seamos realistas: Haruki Murakami ha hecho algo más que escribir muchas novelas entretenidas, algunas bastante buenas y otras que quizá podría haberse ahorrado. También es culpable, afortunadamente, de una apertura (al menos aquí en España) a la literatura nipona. Siempre hemos tenido novelas de autores japoneses, sí; pero es innegable que, en estos años, han aumentado las reediciones y apariciones sorpresivas de otros autores en un movimiento oportunista que no condeno porque, repito, considero que hace más bien que mal. Pero vayamos a lo que nos importa: “Kitchen” es un caso paradigmático. Basta ver la información sobre las ediciones: la primera en 1991 y la segunda en el 2006 (ambas en Tusquets). Más claro el agua. Al igual que Murakami, Banana Yoshimoto practica una especie de realismo mágico a la japonesa: historias ligeramente cotidianas, revestidas con un toque fabuloso, onírico. Amor y demás sentimientos rodeados de lo cotidiano, de comida, de electrodomésticos, de la figura de la cocina. Algo que también encontramos en “Moonlight Shadow“, otra historia que comparte el mismo estilo que “Kitchen“, quizá más romántica. La verdad sea dicha a un nivel personal: la calidad de esta obra me parece muy baja. Yoshimoto escribió “Kitchen” siendo una universitaria, y se nota: cada párrafo rezuma un aire adolescente, una pasión muy mal filtrada, muy mal trabajada. La sensación que produjo en mí como lector era la de estar leyendo una historia escrita por una adolescente soñadora que ha reparado poco en la manera en que ha estructurado y dado ...

Leer más »

Los Monederos Falsos / André Gide

losmonederosfalsos

Aunque a ciencia cierta nos dejaremos mucho en el tintero, lo que sigue es un breve acercamiento a esta poliédrica obra sobre la que podrían correr mares de tinta… En su conjunto, se podría decir que es una reflexión sobre la relación entre el género narrativo y la realidad a través de los propios medios literarios. Metaliteratura, creo que lo llaman los que hablan de teoría literaria. Dicho en otras palabras: la literatura se mira el ombligo y para ello utiliza la trama o descripción de la realidad exterior como mera excusa en el contexto de la obra. En el caso que nos ocupa, su implementación pasa por desarrollar la historia bajo la coexistencia de dos narradores: uno real (André Gide) y otro ficticio (Eduardo), ambos escritores y con un (¿mismo?) libro en mente. Este encuadre proporciona un lugar ideal para que ficción y realidad jueguen y copulen sin compromiso alguno. La primera, a veces, permite que la segunda penetre en ella como fuente de inspiración; mientras que, en otras ocasiones, rechaza la embestida de la realidad por forzada, ya que, a pesar de su veracidad, la falta de motivos en determinado comportamiento por parte de algún personaje, le aportaría cierto descrédito en cuanto ficción. Por su parte, la realidad también se expone abierta al deseo de la ficción, cuyo envite, si es suficientemente profundo como para que la simiente arraigue, provocará un giro en el devenir de los hechos. Todo lo cual podríamos entender, si nos ponemos más estupendos ...

Leer más »