Preguntamos a la gente de la electrónica patria cuáles son sus temazos favoritos de The Chemical Brothers

Hoy arranca la gira de The Chemical Brothers… Y por eso preguntamos a la gente de bien de la electrónica patria cuáles son sus canciones favoritas.

 

El gran mérito de The Chemical Brothers a lo largo de la última década, viendo cada vez más lejos su época dorada, ha sido esquivar el peligro de convertirse en mastodónticos dinosaurios de la electrónica al estilo de sus coetáneos The Prodigy, con un discurso que pretende adaptarse a la modernidad pero que suena pasado de rosca. O evitar el riesgo de acabar siendo bufones del big beat como le ha ocurrido a Fatboy Slim, involucrado además en rocambolescos líos extramusicales.

En su caso, Tom Rowlands y Ed Simons, conscientes de que era complicado igualar los colosales resultados de sus tres primeros discos (por cierto, se ha anunciado la reedición en vinilo de todos sus álbumes de estudio -excepto “Born In The Echoes”– el próximo mes de diciembre), han sabido modular su trayectoria de tal modo que les ha permitido mantenerse en la cumbre de la electrónica masiva y de estadio junto a otros mitos del ramo como Underworld.

Eso sí, la inevitable y cada vez más veloz brecha generacional ha hecho que, en paralelo a la mayor o menor inspiración discográfica del dúo estos últimos años, su impacto fuese variando entre los aficionados a la electrónica más jóvenes. Actualmente, a muchos de ellos el nombre de los hermanos químicos les remite a viejas aventuras raveras vividas durante los 90 y los primeros 2000 y contadas en tiempo presente por abuelos cebolleta casi o ya cuarentañeros.

Con todo, pese a los vaivenes de su carrera más reciente, The Chemical Brothers no han faltado a su cita puntual con los hits. Profundizando en su poliédrica fórmula permeable al hip hop, al rock, al pop o al house, han dejado caer con cada álbum publicado alguna que otra bomba que ha ayudado a que se agrandara su leyenda. Una leyenda que, no sin cierta sorpresa, ha vivido una especie de resurrección creativa más allá de la habilidad para facturar singles atómicos a través de su último álbum hasta la fecha, Born In The Echoes (Virgin EMI, 2015). En él, la pareja mancuniana ha conseguido dar forma a un repertorio sólido que evoca la energía de su esplendoroso pasado y apela al hedonismo y al goce pistero que se multiplica en sus actuaciones en directo.

De ahí que se haya convertido en una de las noticias musicales del año en España la gira nacional de The Chemical Brothers que comienza hoy 27 de octubre en el Poble Espanyol de Barcelona. Continuará mañana viernes 28 en Madrid dentro del festival Madrid Live! 2016 y el sábado 29 en Barakaldo (Bilbao) en el marco de BIME Live 2016. Como punto culminante, terminará el domingo 30 como parte del ciclo Latitudes en el Multiusos Fontes do Sar de Santiago de Compostela (con Erol Alkan y 2ManyDjs como invitados de lujo, al igual que en los conciertos de Barcelona y Madrid).

Por mucho que se haya presenciado con anterioridad en vivo a Tom Rowlands y Ed Simons, su impresionante espectáculo que combina sonido apabullante, grandes éxitos, luz, imágenes y otros elementos escénicos siempre promete emociones fuertes y baile desmedido. Así pues, para prepararnos adecuadamente de cara a tan importantes citas y empezar a calentar las extremidades, hemos pedido a un total de nuevo músicos, productores y djs patrios que elijan sus temas favoritos de The Chemical Brothers (a los que hemos añadido un par de bonus tracks seleccionados por miembros de esta casa que ventilamos al principio para que los paséis lo más rápido posible y entréis en materia cuanto antes mejor con las recomendaciones que verdaderamente interesan). Como era de esperar, la selección final es, sencillamente, explosiva. Here we go! [Más información en la web de The Chemical Brothers]

 

BONUS TRACK #01: “LET FOREVER BE”. Para unos es la versión colorista y endulzada de la más oscura y afilada “Setting Sun”. Para otros, la lectura sintética y actualizada del “Tomorrow Never Knows” de The Beatles. Palabras mayores. Pero, se tome una u otra interpretación, “Let Forever Be” es quizá el acercamiento más electrizante de Rowlands y Simons al pop. Y eso que en su bagaje hay buenos ejemplos de cómo debe colisionar dicho género con la electrónica sin que ninguna de ambas etiquetas se pervierta. Si a ello le sumamos el aún hoy alucinante vídeo firmado por Michel Gondry, obtendremos el single perfecto. [Jose A. Martínez]

 

BONUS TRACK #02: “IT DOESN’T MATTER”. Cómo mola cuando llegas a una edad en la que puedes recurrir a recuerdos únicos y exclusivos para fardar en tus artículos. A ver, chiquis, si elijo “It Doesn’t Matter” como mi canción favorita forever and never de The Chemical Brothers es porque me marcó de una forma muy tremenda. Para empezar, sigue pareciéndome un monstruo colosal que es necesario que te venga a ver de vez en cuando (este sí, el de Bayona no) para recordarte que en los 90 la electrónica era cosa seria: ese bombo percutivo en caída libre en forma de espiral circular que serpentea alrededor de tu cabeza y aprieta y aprieta y aprieta hasta que te la hace explotar es algo que, simple y llanamente, ya no se hace. Que no. Además, esta canción siempre irá ligada en mi memoria a mi primer FIB, aquel en el que a los Chems se les cayó el sonido dos veces durante la actuación: una en “Hey Girl, Hey Boy” y otra en este mismo “It Doesn’t Matter“, dejándonos a miles de personas con el subidón (químico y fiestero) escalando en nuestro interior como un animal hambriento y desesperado con ganas de más y mas y más. No sé. Creo que The Chemical Brothers ya nunca incluyen esta canción en sus directos. Pero deberían. [Raül De Tena]

No Hay Más Artículos

Send this to friend