D∆WN: ¿y si fusionamos a FKA Twigs con Nicki Minaj?

Como una FKA Twigs con proyección más masiva, como una Nicki Minaj que no esté loca del coño… ¿Todavía no te has rendido a los encantos de D∆WN?

 

¿DE DÓNDE SALE? De ese infierno en el que habitan los seres del inframundo destinados a jodernos la PUTA BIDA, tete. Incontables son sus enrevesados planes para conseguir tal cosa, pero nadie duda que, en pleno año 2016, una de las tretas más maquiavélicas del Diablo ha sido la creación de todo un conjunto de bandas y artistas musicales que introducen signos chunguísimos en sus nombres para que tengamos que recurrir al copy / paste cada vez que queremos buscarlos en Google.

Por no hablar, claro está, de esos otros artistas que se cambian una y mil veces de nombre. Porque, al fin y al cabo, D∆WN lo está petando ahora mismo con este nombrecito de marras, pero es que también es bastante conocida como Dawn Richard (su nombre real, es de suponer) pero antes incluso lanzó un disco como Dawn Angeliqué y, sobre todo, es conocida por otros menesteres. Básicamente, fue concursante de la tercera edición del reality “Making The Band“, del que salió un grupo llamado Danity Kane que obtuvo cierto éxito en EEUU y que por estos lares no le suena ni a los expatriados yankis.

Dawn Richard también formó parte de Diddy Dirty Money, aquella extravaganza en la que el amigo Puff Diddy se hizo acompañar por dos bubuzudas para ver si alguien se acordaba de que seguía vivo. Alguien se acordó, claro. Pero tampoco tanto. Y, pese a todo lo dicho, desde que Dawn no es Dawn sino D∆WN, ha conseguido que olvidemos su errático currículum a base de temazos alejados de la radiofórmula y de apuestas estéticas arriesgadas y extravagantes. Así sí, chiqui. Así molas. Sigue por este camino.

dawn-02

NOS TIENE TÓ LOCOS PORQUE… La chica es perserverante. Ya se sabe: en esto de la música se trata de ir probando hasta que suena la flauta… Y parece ser que la última transmutación estética de la diva en ciernes, a medio camino entre FKA Twigs y Nicki Minaj, va a ser la buena. Con ella ha conseguido más atención que nunca, por mucho que la Richard sea una de esas artistas tan camaleónicas que te cuesta reconocerla en las fotos: sus estilismos son tan extremos y cambiantes que a veces pensarás que te encuentras ante una M.I.A. sofisticada y duotono, otras pensarás que es la hija bastarda de Grace Jones, en ocasiones incluso te parecerá que Rihanna por fin se pegado una ducha y se ha lavado la cara y se ha puesto ropa decente.

Lo que está claro que es el 2016 está siendo el año en el que D∆WN por fin se ha situado en el mapa mundial musical. Ha sido, precisamente, gracias a una canción y a un EP (que no incluye la canción anterior, por cierto). El tema en cuestión es “Wake Up“, una producción de Machinedrum que venía acompañado de un fashion film que nos dejó a todos con el culito hecho Pepsi-Cola a base de choni-tronismo bien entendido (¿hola? ¿eso que vemos es la sombra de la Kelis de “Flesh Tone“?). Y el EP, “Infrared“, es una maravilla de r&b trenzado con future beats que recuerda poderosamente a los últimos movimientos de Kelela. Sí. D∆WN lo tiene todo para ser the next big thing.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Dawn Richard tenía un proyecto: editar una trilogía de discos con el corazón como nexo de unión. A ese respecto, ya publicó las dos primeras partes: “Goldenheart” (AltaVoz, 2012) y “Blackheart” (Our Dawn, 2015)… Pero como ni su madre se enteró de tales lanzamientos (y eso que madre e hija hablan cada noche para ver qué tal les ha ido el día), lo mejor que podría hacer D∆WN es olvidarse de ese proyecto y centrarse en su nuevo sonido, en su nuevo personaje, en el nacimiento de una nueva diva. Ese es el mejor futuro que le puede esperar a esta mujerona.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. FKA Twigs + proyección comercial yanki + Nicki Minaj + sensatez estética = D∆WN

MÁS EN… su blog y su Facebook.

MIRA. Wake Up

No Hay Más Artículos

Send this to a friend