3 discos nacionales en los que la electricidad se crea y se transforma, pero no se destruye

kokoshca

“Algo Real” puede ser ese gran disco que marque el tránsito de Kokoshca desde el underground hacia una audiencia más masiva.

 

KOKOSHCA: LA ELECTRICIDAD MULTIFORME. El fichaje hace unos meses de Kokoshca por el sello Sonido Muchacho presagiaba que los pamplonicas estaban en disposición de conquistar definitivamente el territorio del rock alternativo nacional tras transitar durante varios años con paso firme por sus márgenes más underground. A pesar de poseer ya tres discos y un par de compilaciones en su zurrón, daba la sensación de que el grupo comandado por Iñaki López y Amaia Tirapu y completado por Íñigo Andión y Álex López aún tenía el suficiente margen para seguir cosechando buenos resultados de sus exploraciones a través de los caminos en los que el rock se cruza con el punk, el post/after-punk, el garage, el surf y el pop lo-fi.

Algo que se confirmó enseguida en cuanto se editó, como acto celebrativo por su entrada en Sonido Muchacho, el single doble “Corazón Caliente / Corazón de Hielo” (Sonido Muchacho, 2016), una pequeña pero preclara muestra de las dos caras de Kokoshca: una vibrante y agitada y otra más sugerente y sombría. De hecho, esta definición sirve para situar los dos extremos entre los que se mueve su nuevo álbum, “Algo Real” (Sonido Muchacho, 2016), perfectamente representados en los temas que lo abre y cierran respectivamente… Por un lado, tenemos la frenética “Mi Consentido”, que sorprende positivamente por su lograda aproximación al indie-rock aflamencado según los cánones tradicionalistas de Los Planetas. Y, por el otro, “El Escultor” -un bolero electrificado- y “Cuánta Hermosura” -una licencia acústica adornada con viento de trompeta añeja-, que afianzan el empeño de Kokoshca por buscar vías expresivas imprevisibles en su discurso.

Establecidas esas coordenadas, “Algo Real” se adentra en vericuetos sonoros y líricos repletos de claroscuros, como si sus canciones se introdujeran físicamente en los callejones de una ciudad cualquiera en plena noche y mentalmente en cabezas atribuladas, atormentadas, resignadas e incluso derrotadas que persiguen eso mismo que refleja el título del LP. A lo largo de ese recorrido, Kokoshca dominan diferentes declinaciones del rock, desde la granítica (“No Queda Nada”) hasta la briosa (la cuasi surfera “No Mires Hacia Atrás”), pasando por la intrigante (“R.B.U”) y la crepuscular (“Serengueti”). Y se permiten un par de antojos: fijarse en “Born On The Floor” de The Make-Up para dar forma (ralentizada) a “Yo Nací” y descartar la inclusión en el repertorio del mencionado doble sencillo “Corazón Caliente / Corazón de Hielo”, lo que da una idea del alto nivel de inspiración de Kokoshca en “Algo Real”, con el que presentan sus credenciales para postularse como estandartes del rock multiforme patrio.

Más información en la web de Kokoshca. Escucha “Algo Realen Apple Music y en Spotify.

 

No Hay Más Artículos

Send this to friend