darial-leader

Ahora resulta que ser bipolar es algo totalmente normal… Pero Darian Leader nos advierte del peligro de esta normalización en “Estrictamente Bipolar”.

 

“Estoy un poco deprimido”, solías decir hace algunos años cuando te sentías algo abatido y alicaído. La respuesta correspondiente a estados de ánimo bajos era la apropiación de la grave condición psicológica de la depresión, una afirmación que respondía a la cada vez más patente desclinicación y normalización de esta condición médica. Pasados los 90, podría afirmarse que la normalización de la depresión ha dado paso a la de la bipolaridad: cada vez es más común oírse decir por ahí “Eres un poco bipolar, ¿no?”. Y esta “Era Bipolar” es la que analiza lúcidamente el psicoanalista inglés Darien Leader en su ensayo “Estrictamente Bipolar“, editado ahora en nuestro país por Sexto Piso.

Las mismas características que el psicoanálisis clásico atribuía al estado maníaco que compone el trastorno bipolar, explica Leader, aparecen ahora como objetivos normalizados de desarrollo personal: la necesidad de estar conectado en todo momento se traduce en nuestra imperante presencia en las redes sociales; la sensación de que eres capaz de hacer cualquier cosa es en lo que tienes que creer si quieres hacer realidad tus sueños. ¿Es estar sujeto a episodios maníacos la clave del éxito? La mitificación de figuras que sufren de trastorno maníaco-depresivo (como prefiere llamarlo Darien Leader) ,que van desde Balzac a Proust y hasta a personajes de ficción como Carrie de “Homeland“, apunta a que sí.

Este movimiento sincrónico y antagónico -de romantización y a la vez normalización- sobre la mencionada condición médica, junto al interés mercantil de comercializar determinados fármacos (la frecuencia de diagnosis de trastorno bipolar ha aumentado en un 4.000 % en los últimos años) ha abierto, sin embargo, una brecha definitivamente peligrosa: el nombre del síndrome y el sufrimiento de los pacientes que tienen un problema grave se ha abaratado, y la otra cara de la moneda -los episodios depresivos- parecen no ser tomados en cuenta por quién profiere a la ligera lo de “ser un poco bipolar“.

El alcance de “Estrictamente Bipolar“, sin embargo, va mucho más allá de la mera psiquiatría. Con frescura y lucidez, Darian Leader efectúa un estudio del espíritu de nuestro tiempo, del alma de una época que, obsesionada por la el éxito, la fama y la productividad constante, convierte a los seres humanos en simples piezas dentro de un engranaje. En consecuencia, al intentar trascender nuestra condición de objeto desechable, los seres humanos intentamos buscar en nosotros algo que nos haga especiales, algo que nos haga únicos e irreemplazables. Este anhelo de deslumbrar, sin embargo, acaba teniendo graves repercusiones en la salud mental: por un lado, la normalización de trastornos mentales graves y, por otro, la apropiación indebida de éstos como estandarte de singularidad.

No Hay Más Artículos

Send this to friend