Septiembre, noveno mes en el calendario gregoriano, mes feo porque para la mayoría significa el inicio del año sin ningún sentido más que el laboral. Fin de las vacaciones, fin del relax, vuelta a empezar. Los lunes de Garfield, vaya. Pero, al ser el mes de reiniciar las actividades, significa que empiezan las grandes campañas para que consumamos y olvidemos que la playa ya no es una alternativa. Y eso no es nada negativo. Sobre todo, en casos como el de NARS, casa de maquillaje icónica donde las haya, que ha decidido “iniciar” el año con la maravillosa, única, reina de la clase y el estilo, Daphne Guinness. Hiperventilo cuando pienso en esta mujer, no puedo evitarlo.

NARS ha sido y es la elección de los más grandes, y sus colores se han visto en editoriales deRichard Avedon, Irving Penn, Patrick Demarchalier y Bruce Weber entre otros. Con una gama de más de 400 productos, esta marca cubre las necesidades de mujeres (y hombres, por supuesto) de todas las etnias. Un gran reto. Y un detalle sobre el fundador: desde 1999, François Nars se ocupa en persona  y con eso quiero decir que él coge la cámara- de sus campañas de publicidad.

Si el septiembre pasado lo estrenó con fiestaza para celebrar los 15 años de la firma, este lo estrena con Daphne Guinness, una de las imágenes de la casa, pero esta vez como única estrella. Para ese evento, Daphne dio la campanada con un total look de su íntimo amigo Alexander McQueen, incluidos los zapatos “alien”. Hablen de robar el spotlight, ha! Ahora, será única en la representación de una nueva campaña para iniciar la que se nos viene con un poco de glamour y color, con incluso un nuevo eyeshadow con su nombre.

Aprovecho para mentar que la Guinness acaba de comprar el armario completo de su otra mejor amiga Isabella Blow (sí, un gran equipo, esos tres), porque según ella “no quería que se esparciera algo que era su ADN, su ser”. ¿Es o no es lo más de lo más?

[Aitana V.]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend