Si hace (aproximadamente) un año pensábamos que Janelle Monáe era una seria aspirante a nueva diva popera, resulta que los caminos que está tomando su carrera parece dirigida a aspiraciones más altas. Nada de soul-pop accesible: lo de Monáe es funk-soul de pura cepa, con solera y un arte que hace imposible otra cosa que no sea la rendición absoluta. “Tightrope” es un temazo como la copa de un pino en el que colabora Big Boi (de Outkast): un jitazo incontestable al que le sobran las colaboraciones, ya que la niña del tupé perfecto va sobrada de maestría. Ese outfit, esos bailes, esos ritmos infecciosos… ¿Hay alguien capaz de no adorarla? Toca morderse las uñas hasta el lanzamiento de “The Arachnoid” el próximo 18 de mayo.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend