Tres juegos españoles que te engancharán cosa mala

Está claro que te encanta perder el tiempo jugando en tu móvil… Pero, entonces, ¿por qué no perderlo con estos maravillosos juegos españoles?

 

Hace ya algunos meses, os hablábamos de “Love You To Bits” (en este artículo que todavía siendo mucho más que vigente): un juegazo que todavía nos mantiene enganchadísimos y que tiene la particularidad de haber sido realizado al cien por cien en la ciudad de Barcelona. Este último dato será algo que les parecerá una chorrada a muchos… pero que a los barceloneses (y, en general, a cualquier persona de nuestro país) nos provoca mucho pero que mucho orgullo mientras nos viciamos a base de bien.

Llevados por ese chovinismo absoluto, en Fantastic nos hemos puesto manos a la obra y hemos empezado a reflexionar: seguro que “Love You To Bits” no es el único juegazo español del que nos podemos y debemos sentir orgullosos… Pero, entonces, ¿qué otros títulos realizados en nuestro país deberíamos estar jugando ahora mismo? Tranquilo, porque a continuación te traemos tres juegazos como tres soles. Ahora bien, no nos eches la culpa si te enganchan al teléfono durante las próximas semanas tanto como para perder tu vida social por completo.

 

Astrå1. ASTRA. Si todavía no te has enterado de que vivimos en la era de los “one touch games” debe ser, básicamente, porque vives en otra era. Si no, no se explica. Con “Super Mario Run” a punto de “romper el Internet“, todos andamos enganchados a esos títulos que lo único que nos piden es que pulsemos la pantalla en el momento justo para hacer que nuestro personaje salte (o lo que sea) y así lleguemos al final del nivel de turno… “Astrå” se atreve a ir un poco más allá y, en vez de presentar niveles lineales, nos introduce en pantallas complejísimas de planetas interconectados y de tamaño minúsculo (muy en la línea de “El Pequeño Príncipe“) que tendremos que ir completando usando la gravedad como principal aliada. Por otra parte, los gráficos, una maravilla que homenajea a los murales grecorromanos clásicos, es otro de los puntos fuertes de este juego del madrileño Pablo Molina García protagonizado por Hemera, la diosa encargada de mantener el equilibrio entre la luz del día y la oscuridad de la noche. El resto tendrás que jugarlo para descubrirlo. [Más información en la web de “Astrå”]

 

 

The Mesh2. THE MESH. ¿Estás cansado de que todos los puzzles sean copias baratas de “Candy Crush” y de otros títulos basados en la ramplonería de juntar piedrecitas o caramelos o verduras o loquetesalgadelchichi? ¿Cansado también de todos esos juegos que te venden retos numéricos pero que acaban siendo más sencillos que utilizar una calculadora en medio de un examen de física? Entonces tu juego es “The Mesh“: el estudio barcelonés Creatiu Lab ha sabido darle una vuelta de tuerca a los juegos de números con una dinámica endiablada pero accesible para cualquiera. La idea es ir juntando números sobre un panel de celdas en pos de conseguir la mayor puntuación posible… Pero, ojo, si te pasas de listo, acabarás con todas las celdas ocupadas por números y se habrá acabado la partida. ¡Ah! Y si necesitas un incentivo para lanzarte al locurón numérico, siempre tienes el incentivo de desbloquear un total de doce criaturas del zodiaco antiguo. ¿”Hazte con todos” en versión examen de matemáticas? [Más información en la web de “The Mesh”]

 

 

3. WORLD CHEF. Ahora que los programas de cocina empiezan a cansarnos un poquito en la televisión (echadle la culpa a “Master Chef“, que se ha acabado por convertir en un bochornoso “Gran Chef Hermano” o algo así), es el momento de que seamos nosotros los que nos convirtamos en “top chefs”. Pero, claro, no todo el mundo tiene dentro de sí la gracia natural para meterse en una cocina entre cacerolas… Lo que sí que tiene todo el mundo es un bonito smartphone con el que viciarse a “World Chef“. Si te enganchaste a “Sim City” cuando eras pequeño, si te uniste a la fiebre de “FarmVille” en los albores de Facebook, entonces eres un jugado de “World Chef” potencial. La idea de este título de los barceloneses Social Point es sencilla: monta tu propio restaurante, decóralo, decide el menú, consigue los ingredientes, curra con chefs de todo el mundo, invita a celebrities, monta pool parties y, en general, haz lo que debas para que tu local se convierta en the place to be. Seguro que esto sí que sabes hacerlo, ¿verdad? [Más información en la web de “World Chef”]

 

0 comments
No Hay Más Artículos

Send this to friend