El final de La Liga (para dummies) y toda la mandanga surrealista que le rodea

Te explicamos el final de La Liga (y toda la mandanga surrealista que le rodea) como nadie te lo ha explicado… en nuestra sección La Liga (para dummies).

 

No hubo milagro. Barcelona y Real Madrid llegaban a la última jornada de Liga con opciones de llevarse el título, aunque los blancos tenían la clara ventaja de que les bastaba con obtener un empate ante el Málaga. Al final, vencieron su encuentro 0-2, al tiempo que los azulgrana hicieron lo propio contra el Éibar (4-2), pero este triunfo fue totalmente inútil. Así que la parroquia merengue celebró por todo lo alto un campeonato que su equipo no conseguía desde hacía cinco años, como hizo Mariano Rajoy vía tuit.

 

 

El presidente del Gobierno, confeso madridista, demostraba así que le importaba más el desenlace de la Liga que el resultado de las primarias del PSOE, que se estaba confirmando simultáneamente. Ahí sí que se produjo el milagro: Pedro Sánchez superó a Susana Díaz para conseguir la secretaría general socialista, algo que quizá aguó la fiesta a Rajoy. Al igual que a Antonio García Ferreras, otro merengue irredento que lució su camisa blanca de la victoria mientras analizaba la noticia en su especial de La Sexta y tragaba saliva por el batacazo susanista. Para que luego digan que es fácil separar fútbol y política…

 

PASTELEO MALAGUEÑO. El partido del Real Madrid en Málaga estaba ensombrecido por la sospecha de que los andaluces no se vaciarían en el campo para impedir el alirón blanco, ya que no tenían nada por lo que luchar en la clasificación. Existían dos motivos para pensarlo: por un lado, su entrenador, Míchel, fue uno de los símbolos madridistas durante los 80 y 90 en su etapa de jugador; y, por otro, su dueño, el jeque Abdullah Al-Thani, compartió en Twitter su reflexión sobre el tratamiento que dio al asunto la prensa deportiva catalana y su deseo personal.

 

 

Traducción: “Con la ayuda de Dios serán lapidados en el campo. Pero la escoria de Cataluña no va a sentir el olor de la Liga después de sus mentiras sobre Míchel. Es decir, que lo extraño hubiera sido ver cómo el Málaga ganaba el encuentro.

Aunque, realmente, no hubo mucho tiempo para creerlo: en el minuto 2 Cristiano Ronaldo ya había anotado el primer gol. Al acabar, en medio de la euforia, el portugués se desahogó a gusto y declaró que “la gente habla de mí como si fuera un delincuente, la gente habla de mí y no sabe un caralho”. Estabas palabras venían a cuento por el affair de sus 150 millones de euros evadidos a Hacienda, tema que, por cierto, aún está en el aire y del que puede escaquearse… Y también le salieron como respuesta a las críticas que había recibido por sus gestos a los jugadores del Celta en al anterior partido, a los que acusaba de jugar primados (por el Barça) hasta las cejas cuando, como los del Málaga, ya no les iba la vida en la Liga.

 

 

Vamos, que Cristiano Ronaldo siguió hasta el final con su estrategia de ‘niño pataleando’ para, más que poner en su sitio, provocar a sus haters. Mucho tiene que aprender de su compatriota Salvador Sobral, el ganador de Eurovisión

 

PIQUÉ EN EL CENTRO DE LA DIANA. Esta es una buena frase para resumir la vida deportiva y personal de Gerard Piqué. En la madrugada del domingo al lunes, los dardos se los lanzaron algunos jugadores madridistas durante la celebración en la Liga en la Cibeles.

 

 

¿Iría también contra él el arrebato karaokero de Sergio Ramos, que destrozó por completo el “Despacito”, como si quisiera demostrarle que es capaz de hacerle la competencia a Shakira?

 

 

Pensamos que no… De lo contrario, Piqué siempre podría plantarle en la cara el vídeo de “Me Enamoré”, el empalagoso hasta el vómito canto de amor de Shakira en el que aparece unos segundos haciéndole arrumacos.

 

 

 

ESPERPENTO EN EL CAMP NOU. Como el Barcelona no dependía de sí mismo para conseguir el título de Liga, el choque que tenía que disputar en el Camp Nou estaba rodeado de un extraño ambiente, ya que sólo le valía que el Real Madrid tuviese un resultado adverso en Málaga. Dado que las noticias que llegaban de allí no eran nada positivas, la cosa se enrareció hasta el punto de que los culés llegaron a ir con un 0-2 en contra. Pero, a medida que pasó el tiempo, el asombro tornó en esperpento por culpa de este increíble ‘no penalti’.

 

 

Messi lo lanzó y falló, en el que era el punto culminante de una tarde aciaga. De hecho, algunos creían que quien estaba en el terreno de juego era su doble iraní (el mismo que puedes ver en la foto que encabeza este artículo), y no él. Aunque después el Barcelona tiró de orgullo y aprovechó algún que otro golpe de suerte para anotar cuatro tantos consecutivos y voltear el marcador hasta el 4-2 definitivo. No sirvió de nada, pero al menos el equipo se despidió con un triunfo de su entrenador, Luis Enrique, que abandonará su cargo.

 

LA MUDANZA DEL ATLÉTICO DE MADRID. Tras más de 50 años de momentos de pasión, tristeza, éxtasis y decepción, el Atlético de Madrid se traslada del Vicente Calderón al Wanda Metropolitano, donde jugará a partir de la próxima temporada. El adiós al histórico estadio incluyó una victoria contra el Athletic de Bilbao, una fiesta con leyendas del club y la confirmación de que Simeone continuará al frente de los colchoneros.

Eso sí, no hay que olvidar que la marcha al nuevo hogar no se realiza como expreso deseo de la afición, sino como la obligación de una directiva que siempre ha buscado el interés propio encabezada por Enrique Cerezo -uno de los personajes que aparecen en las grabaciones policiales de la operación Lezo del PP madrileño-, que tendrá la oportunidad de seguir presumiendo de su particular tramapalco.

Aguirre

 

EL CÍRCULO SE CIERRA. Con la Liga finalizada, se cierra el círculo 2016-2017 de esta sección balompédica. El primer capítulo de esta temporada coincidió con la salida a patadas de Pedro Sánchez de la sede del PSOE. Hace dos días, volvió a entrar en ella dispuesto a hacer que rueden cabezas. En aquella misma columna, avisábamos de que el sector del periodismo deportivo español que se jacta de vivir una edad de oro pero que, en realidad, se regodea en la ponzoña, continuaba su peligrosa deriva. Meses después, la situación se ha desmadrado. He aquí el ejemplo más claro.

 

 

Lo peor de tan peliaguda cuestión es que la degradación de determinados espacios futboleros y pseudo-periodísticos se extiende al ámbito generalista. Reproduzcan este vídeo cortesía de @ZerBe_Zero y contemplen el nivel de ignominia reinante. Se empieza a hablar del atentado ocurrido en el Manchester Arena tras el concierto de Ariana Grande y se termina diciendo “no señor, el fútbol es lo más importante. Y el Madrid, mucho más…”.

 

 

Nada más que añadir, señoría. Hasta la próxima Liga.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend