Todo el mundo anda loco con la realidad virtual de PlayStation VR… ¿Pero realmente merece la pena?

Ya hace casi un mes que se lanzó PlayStation VR y todo el mundo anda loco con el aparatito… Pero nosotros nos preguntamos: ¿merece la pena de verdad?

 

Puede que estos días todo el mundo ande un poco a la gresca con el lanzamiento de PlayStation Pro, lo sabemos. Pero como en Fantastic ya le dedicamos a PS Pro y el resto de nuevas máquinas este articulazo, preferimos hablaros de algo en lo que al principio nadie tenía demasiadas esperanzas puestas pero que, poco a poco, ha ido convenciendo a todo hijo de vecino. Nos estamos refiriendo a PlayStation VR, el sistema de realidad virtual para PS4 que se agotó en medio mundo y que ha llevado a algunas cadenas de tiendas a cobrar por probarla (porque ya se sabe: la gente es muy cutre y se iba a la GAME más cercana a juguetear un rato by the face).

Pero vamos por partes: ¿qué necesitas saber de la nueva realidad virtual de Sony? El pasado 13 de octubre se ponía a la venta PlayStation VR, el primer sistema de realidad virtual pensado para videoconsolas. Antes habían llegado otras apuestas como Oculus Rift o HTC Vive, exclusivas para PC, e incluso Samsung Gear VR pensada para smartphones. Pero repetimos: PS VR está pensada para videoconsolas y, de hecho, sólo funciona en PlayStation 4. Lo que significa, por cierto, que o tienes una PS4 o ya te estás comiendo los mocos.

Así las cosas, ¿cuánto vale PS VR y qué se te ofrece por ese precio? En comparación a sus competidoras (que, si nos permitís hablar en plata, son jodidamente caras), hay que reconocer que 399 euros parece una verdadera ganga. Y lo es. En serio. Lo es. Por ese precio, obtienes una maravillosa caja con el casco de marras, unos auriculares y una cantidad vertiginosa de cables… ¿O pensabas que ibas a entrar en el mundo de la realidad virtual sin estar profundamente cableado?

PlayStation VR

Eso sí, ahora llega la pregunta putas: ¿qué no va incluido en el precio de PS VR? Pues ojito, porque, para empezar, además de una PS4, para disfrutar de esta pequeña joya también vas a necesitar una PlayStation Camera, que te puede salir por unos 60 euritos. Tampoco es tanto. Y, claro, también necesitarás todo un conjunto de mandos: aunque para la mayor parte de juegos podrás usar tu DualShock 4 habitual, habrá otros en los que podrás mejorar la experiencia de juego si te haces con varios mandos de control por movimiento PlayStation Move (para que te hagas una idea y sigas sumando a tu presupuesto: un pack con dos PlayStation Move te sale por 79,95 euros).

Eso sí, lo que sí que incluye el starter pack de PS VR es un disco con diferentes demos para que puedas experimentar las diferentes posibilidades de juego (y de no juego, ya que aquí la potencia de experiencias virtuales es de no acabársela) que ofrece este sistema de realidad virtual. Y, si eso te parece poco, en PlayStation Store se pueden descargar muchas otras demos que te darán una visión más amplia del calado del aparatejo en cuestión… Y que dejan bien claro que una de las principales bazas de PS VR va a ser el juego asíncrono: la unidad de procesamiento externa del casco permite conectar el sistema a la tele, de forma que en esa misma tele se puede ver lo que vea el jugador conectado al casco o puede mostrar otras imágenes diferentes con las que interactúen otros jugadores sin casco.

Eso sí, no nos engañemos: al fin y al cabo, todo este tinglado es una gran -pero deliciosa- mentira. PlayStation VR se lo monta para engañar a tu cerebro usando la imagen 3D estereoscópica, el sonido 3D, el seguimiento de tu cabeza y otras tecnologías periféricas. Si no eres amigo de los tecnicismos, salta al siguiente párrafo. Pero si el rollo techie te pone palote, sigue leyendo: PS VR incluye una única pantalla RGB OLED de 5,7” que corre a una resolución de 1920×1080 (o lo que es lo mismo: 960×1080 para cada ojo). La velocidad de refresco de la pantalla OLED es de 90 fps (es decir: 90 veces por segundo), aunque se espera que haya juegos que alcancen los 120 fps. La fardada se completa con un micrófono integrado y un Audio 3D que te permitirá detectar a la perfección la dirección y la distancia desde la que te vienen los sonidos.

PlayStation VR

Todo esto está muy bien, pero ¿y qué pasa con los juegos? Pues, a ver, PS VR salió a la venta con una buena cantidad de juegos en edición física capaces de tentar al más descreído: “Battlezone“, “Until Dawn: Rush of Blood“, “EVE: Valkyrie“, “Driveclub VR“, “Super Stardust Ultra VR“… Por no contar la ristra de juegos que directamente han sido distribuidos a través de PlayStation Store: “Batman Arkham VR“, “Rez Infinite“, “The Assembly“, “Wayward Sky“, “Harmonix Music VR“, “Keep Talking and Nobody Explodes” y una larga que aumenta cada día que pasa.

¿Los contras de PS VR? Ya los habrás escuchado por ahí: que faltan juegos bomba que muevan a la gente en masa a comprar el aparato y, sobre todo, que la experiencia de la realidad virtual te puede provocar una sensación de mareo en mayor o menor medida. De hecho, por ahí ya hay publicados algunos rankings que evalúan los juegos de PS VR en función de la cantidad de mareo que provocan (por ejemplo: dicen que “Batman Arkham VR” no marea para nada, pero que lo de “Battlezone” es un locurón).

Pero recordemos una cosa: PlayStation VR tiene un mes de vida y, por lo tanto, va a necesitar un tiempo de reajuste y pulir fallos antes de sacar a relucir la bestia que trae en su interior. En Fantastic somos partidarios de esperar lo que haga falta, porque la experiencia es una verdadera pasada. [Más información en la web de PlayStation VR]

 

No Hay Más Artículos

Send this to friend