¿Cuáles han sido las 10 películas que han partido la pana en el Festival de San Sebastián 2016?

La cantidad de películas estrenadas en el Festival de San Sebastián 2016 es abrumadora… Pero ¿cuáles son las diez verdaderamente imprescindibles?

 

Nuestra última crónica del Festival de San Sebastián 2016, como no podía ser de otra forma, es un pequeño resumen de lo mejor que ha dado de sí el certamen mediante un Top 10 elaborado por Jara Cooper y por mí mismo, David Martínez de la Haza, de entre las casi cuarenta películas que hemos visto durante la presente edición. Diez cintas que se antojan imprescindibles de cara a entender el presente (y, en algún caso, el futuro) de la cinematografía, con nombres ya establecidos que alternan con cineastas prácticamente debutantes y con auténticas rara avis dentro del panorama actual.

Además, repasamos los premiados en un palmarés con un evidente toque oriental, que se olvidó de algunos de los favoritos (“La Reconquista” de Jonás Trueba y “Nocturama” de Bertrand Bonello, por citar dos ejemplos palmarios como aspirantes a mejor película o dirección; o Florence Pugh por su impresionante interpretación en “Lady Macbeth”) y que de alguna manera queda acorde con un nivel algo pobre en la Sección Oficial, en contraste con el mostrado en algunas secciones paralelas (Zabaltegi-Tabakalera u Horizontes Latinos, por ejemplo).

 

Nocturama

1. NOCTURAMA, de Bertrand Bonello (Sección Oficial). Discutida, discutible, polémica y brutal. Así es esta barrabasada genial, incómoda y de alguna forma clarividente, que parece hablar del terrorismo y de la moral pero en un idioma demasiado avanzado como para poder estar siquiera seguro de eso. Esta “Nocturama” plantea una infinidad de preguntas y apenas ofrece una sola respuesta al espectador: una carcajada feroz de un Bertrand Bonello que película a película, se consolida como uno de los cineastas clave a la hora de dibujar la imagen cinematográfica del Siglo XXI.

2. A LULLABY TO THE SORROWFUL MYSTERY, de Lav Diaz (Zabaltegi). Más fantasía cronográfica que cine etnográfico, la insólita “A Lullaby to the Sorrowful Mystery” narra dos peregrinajes en distintas dimensiones del espacio-tiempo para construir el recuerdo expresionista de un país en claroscuro, en este caso Filipinas en su periodo revolucionario. Inabarcable por sus particularidades (extensión, forma y discurso), se antoja una tarea absurda intentar cotejar la dimensión de la ya penúltima obra de Lav Diaz con palabras. Vedla si se os presenta la oportunidad o, dicho de forma más precisa, el reto.

3. LA IDEA DE UN LAGO, de Milagros Mumenthaler (Horizontes Latinos). Milagros Mumenthaler plantea con “La Idea de un Lago” un puzzle susurrado sobre la memoria y la pérdida, un diálogo entre nuestro pasado y nuestro presente, alejado de falsa nostalgia pero sinceramente conmovedor. De una liviandad sólo aparente en sus formas, las imágenes de “La Idea de un Lago” trascienden lo material en etéreo y se fijan en nuestra memoria sin que apenas nos demos cuenta. Una película que hace enorme lo minúsculo, que duele tanto como cura.

Elle

4. ELLE, de Paul Verhoeven (Perlas). Brillante y desconcertante a partes iguales, con “Elle” llegó el escándalo. Y es que hay algo incómodo en las agresiones sexuales que se muestran en “Elle”, esencialmente porque no tienen la repercusión moral que el lenguaje cinematográfico acostumbra a darles. Y no porque las banalice, sino porque parecen realmente formar parte de una declaración de libertad absoluta y no sólo sexual por parte del siempre visionario Verhoeven. Viniendo de quien viene, mejor será juzgar “Elle” dentro de diez años, el tiempo mínimo para ponderar con justicia la obra del genio holandés.

5. LA REGIÓN SALVAJE, de Amat Escalante (Horizontes Latinos). Como hizo hace algunos años su compatriota Carlos Reygadas en la increíble “Post Tenebras Luz”, Amat Escalante también parece querer hacer un tratado sobre el mal inherente al ser humano y el terror que se oculta en la naturaleza a través de los secretos que esconde la burguesía mexicana en su entorno familiar. Pero Escalante aborda la naturaleza de su obra de forma muy distinta: si Reygadas diluía todos los géneros, “La Región Salvaje” los concentra en uno, creando quizás la horror movie más atípica (y sí, más interesante) de la década.

6. EL CRISTO CIEGO, de Christopher Murray (Horizontes Latinos). La confluencia de mística y ruralidad ha dado ya algunas obras cinematográficas maravillosas, siendo “Hors Satan” de Bruno Dumont el último ejemplo. “El Cristo Ciego” toma su relevo en esta especie de Pasión, este particular via crucis por el desierto del norte de Chile de un joven que asume la convicción de instrumento de Dios. Reflexión brutal y deslumbrante sobre fe y pobreza, pero también sobre la debilidad -y la fortaleza- humana, la obra de Christopher Murray se ha erigido, junto a “Lumières d’été” de Jean-Gabriel Périot, como la sorpresa más agradable del festival.

7. YOUR NAME, de Makoto Shinkai (Sección Oficial). La gran virtud de Makoto Shinkai en “Your Name” es transmutar una aparentemente sencilla historia de romance adolescente con ecos de ciencia-ficción en una fábula de amor bigger than life, por virtud de la fuerza de sus imágenes, auténtica virguería preciosista de animación fantasiosa. Sólo parcialmente empañada por una cierta cheesiness en el uso de la música -algo de lo que, por otra parte, adolece gran parte del anime-, la historia de esta búsqueda accidental de dos personas destinadas a encontrarse más allá de espacio y tiempo sí ha traído consigo las lágrimas más sinceras del festival.

Colossal

8. COLOSSAL, de Nacho Vigalondo (Sección Oficial). Siempre polarizante, ocasionalmente brillante, Nacho Vigalondo entrega con “Colossal” la que quizás es su obra definitiva hasta el momento. Brillante tanto en sus intenciones político-sociales a la hora de plantear el empoderamiento femenino de forma hasta ahora inédita como en su inspirada estructura narrativa, “Colossal” es en esencia un hilarante detonador de géneros, donde la comedia romántica evoluciona sin solución de continuidad hacia el kaiju con implicaciones morales, para mostrarnos finalmente que quizás los monstruos somos nosotros.

9. O ORNITÓLOGO, de João Pedro Rodrigues (Zabaltegi). João Pedro Rodrigues se confirma, de nuevo junto a su compañero João Rui Guerra da Mata, aquí en la labores de coguionista, como uno de los mayores talentos a la hora de crear una suerte de misterio naturalista -o naturalismo misterioso- que anida en sus imágenes. Rodrigues y Guerra da Mata lo hicieron en la apasionante “La Última Vez que vi Macao”, en su cortometraje “Manhã de Santo Antonio” y lo han hecho en esta fábula evangélica erigida desde el patrón lúdico de la ensoñación.

10. MARÍA (Y LOS DEMÁS), de Nely Reguera (Nuev@s Director@s). Desde lo particular hacia lo universal, “María (y los Demás)” triunfa por narrar lo pequeño -el ajuste emocional de una mujer ante la futura boda de su padre- para hablar realmente de lo grande, de la esencia de lo humano. Nely Reguera pone el tono de la película al servicio de la historia, por lo que este retrato familiar fluye sin estridencias, desde la elegancia de lo mínimo, para lograr finalmente un vínculo indisoluble entre ambos lados de la pantalla, entre protagonista y espectador, algo al alcance de no muchos.

 

A continuación va el Palmarés del Festival de San Sebastián 2016:

Concha de Oro a la mejor película: “I Am Not Madame Bovary” de Xiaogang Feng
Premio Especial del Jurado: “El Invierno” de Emiliano Torres y “Jätten / The Giant” de Johannes Nyholm, ex-aequo
Concha de Plata al mejor director: Hong Sang-soo (“Yourself and Yours”)
Concha de Plata a la mejor actriz: Fan Bingbing (“I Am Not Madame Bovary”)
Concha de Plata al mejor actor: Eduard Fernández (“El Hombre de las Mil Caras”)
Premio del Jurado a la mejor fotografía: Ramiro Civita (“El Invierno”)
Premio del Jurado al mejor guión: Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen (“Que Dios Nos Perdone”)
Premio Kutxabank-Nuev@s Directore@s: “Park” de Sofia Exarchou
Premio Horizontes: “Rara” de Pepa San Martín
Premio Zabaltegi-Tabakalera: “Eat That Question: Frank Zappa In His Own Words” de Thorsten Schüte
Premio Irizar al Cine Vasco: “Pedaló” de Juan Palacios
Premio del público: “Yo, Daniel Blake” de Ken Loach
Premio del público a la mejor película europea: “Ma Vie de Courgette” de Claude Barras
Premio EROSKI de la juventud: “Bar Bahar” de Maysaloun Hamoud
Premio FIPRESCI: “Lady Macbeth” de William Oldroyd
Premio FEROZ Zinemaldia: “El Hombre de las Mil Caras” de Alberto Rodríguez
Premio Sebastiane: “Bar Bahar” de Maysaloun Hamoud

 

No Hay Más Artículos

Send this to friend