fib-2015

Desde Bench y FPM hacemos una llamada para los que lo dejan todo para el último momento: ¿quieres un abono doble para el FIB 2015 por toda la cara?

 

Te bajas en la estación  (o del coche o de las orejas de Dumbo o de donde te dé la gana), botella de agua en mano y sonrisita en la cara te haces el caminito bajo el sol hacia tu Tierra Prometida personal: el Festival Internacional de Benicàssim. Un manto constelado de tierra por aquí y de algunos arboles por ahí se extiende al infinito y empiezas a divisar los escenarios con una emoción creciente que te oprime cada vez más el pecho. Aún están vacíos, pero no es difícil imaginar cómo, apenas unas horas después, se llenaran de miles de cabecitas vibrantes y danzantes. Casi casi puedes oír como una marea de gente explota en vítores y saltos al ver a Florence And The Machine subirse al escenario. Casi casi puedes tocar el sudor y las lágrimas que bañarán dos días después miles de caras cuando Los Planetas entonen su “No será peor de lo que era, no será peor, seguro que es mejor“.

Te levantas al día siguiente achicharrado por el calor, una ducha rápida y coges un autobús que te lleva a una playa de arena blanca y guiris aún más marmóreos. Un baño, un poco de sol, parada de repuesto en el Mercadona: necesitas energías para afrontar la locura que prometen ofrecer The Prodigy esta noche, y sabes que no podrás parar de moverte hasta que Noel Gallagher’s High Flying Birds desenchufen el último ampli, hasta que Moodoïd abandonen el escenario, hasta que el último dj haga bailar a los últimos supervivientes con ese último temazo. Vuelta a empezar tras un poco descanso. Hoy toca deshacerse en bailes con “Uptown Funk” de Mark Ronson y en lágrimas con uno de los conciertos más especiales de esta edición, el de Blur. La noche se acaba, pero el sueño aún no: sale el sol del último día y recogerás todas tus fuerzas para cantar y saltar como nunca antes al son de Franz Ferdinand & Sparks o de Public Enemy. Estarás tan on fire que la fábrica de baile de Joe Crepúsculo nadará en tu corazón pequeño.

Suena bien, ¿no? Si anhelas todo esto pero o bien eres un despistado o bien en tu monedero hay poco más que telarañas, estás de suerte: en Fantastic Plastic Mag somos los Papá Noel de los festivales: desde Bench nos han ofrecido un abono doble para que te vayas al FIB por toda la jeta con quien te dé la gana. Sí, así de espléndidos son en Bench. Para conseguirlo, sólo tienes que enviarnos un mail a info@fantasticplasticmag.com antes de las 16h de esta tarde (del 16 de julio) explicando por qué deberías ganar uno de los abonos dobles que sorteamos… y en unas horas estarás subido a ese tren con destino felicidad. ¡Date prisa! Porque esta vez no vale eso de que los últimos serán los primeros: los últimos se quedarán fuera. Y punto.

 

fib-cartel

0 comments
No Hay Más Artículos

Send this to friend