Voces Femeninas: “Nuestro objetivo siempre es el mismo: reivindicar el talento musical femenino”

Hablamos con los organizadores de Voces Femeninas para que nos hablen de la ampliación del festival y del papel de la mujer en la música.

 

Tras cada una de las últimas ediciones del festival Voces Femeninas, pese a su demostrada calidad y ascendente prestigio desde su nacimiento en 2008, surgía una pregunta que, hasta cierto punto, llegaba a ser recurrente: ¿era posible que aumentara el tamaño de su oferta? Esta cuestión asomaba a raíz de la relativa limitación de su propuesta, que se extendía a lo largo de una semana de noviembre coincidiendo con la celebración del Día Internacional Contra la Violencia de Género durante tres fechas en otras tantas ciudades (Madrid, Ourense y Vigo), circunstancia que hacía que se viviera cada velada (protagonizadas los años más recientes primero por tres y, a partir de 2014, por dos nombres de relumbrón) con máxima intensidad. Pero, al final, quedaba cierto regusto amargo ante el deseo de que tanto su duración como su programación fuesen más amplias.

Este planteamiento, brillantemente materializado gracias a artistas de la talla de tUnE-yArDs, Sharon Van Etten, Basia Bulat, Lisa Hannigan, Torres, Holly Miranda, Emmy The Great, Anna Ternheim, Laura Gibson, Ólöf Arnalds, Azure Ray, Anaïs Mitchell o Sóley, volverá a realizarse este 2017 siguiendo su configuración habitual en pleno otoño e impulsado por su conocido afán de “reivindicar el talento de toda una generación de intérpretes y compositoras de una forma festiva”. Sin embargo, como si su organizadora, la agencia Coconut Producciones, hubiera captado y asimilado la reflexión descrita en el párrafo anterior, el Voces Femeninas ha dado un esperado salto cuantitativo que ha permitido que el certamen se haya convertido en un acontecimiento de mayor alcance estructural y artístico.

Una de las razones que justifican esta evolución se halla en el décimo aniversario del evento, cuya conmemoración sólo podía hacerse a lo grande, adelantándose a la primavera y ensanchando su cartel. Así, el festival Voces Femeninas 2017 ha comenzado unos cuantos meses antes de lo acostumbrado: el pasado 6 de abril, día en el que se inauguró un remozado formato (rebautizado como Voces Femeninas SON Estrella Galicia) que incluye conciertos únicos organizados en Madrid y bajo el techo de diferentes espacios selectos de la ciudad.

El primero de ellos, protagonizado por Austra y PIXX en el Teatro Barceló, empezó a perfilar la tónica del nuevo Voces Femeninas SON Estrella Galicia, tal como expresa Edu Romero, co-director de Coconut Producciones: “La verdad es que no podemos estar más contentos, porque todo está saliendo fenomenal. El concierto de Austra y PIXX marcaba el pistoletazo de salida de esta décima edición, y todas nuestras expectativas de público y repercusión se han visto superadas con creces. El público abarrotó el Teatro Barceló, bailó, cantó y aplaudió mucho, por lo que el sabor de boca ahora mismo es inmejorable”.

Las siguientes actuaciones serán las de Françoiz Breut en el Teatro del Arte hoy 18 de abril, Lisa Hannigan (que repite como participante en el ciclo) más Saint Sister en el Teatro Lara el miércoles 19 y Maria Arnal i Marcel Bagés otra vez en el Teatro del Arte el jueves 27 de abril para clausurar esta novedosa primera etapa. Este conjunto artístico, además de dar lustre al espléndido bagaje del festival, redimensiona las intenciones de partida y los objetivos que siempre ha establecido el Voces Femeninas en consonancia con su filosofía: elevar el valor de las autoras y cantantes femeninas contemporáneas.

Una vez levantado el telón de un capítulo tan especial, Alejandro, la otra mitad en la dirección de Coconut Producciones, nos explica al detalle el origen, el sentido y los aspectos más relevantes de la reformulación del certamen.

 

Françoiz Breut

Françoiz Breut

 

¿Cómo surgió la idea del nuevo esquema del Voces Femeninas? Desde hace un tiempo, teníamos la idea de que Voces Femeninas saliera de los teatros, de empezar a programar conciertos de artistas que no tenían cabida en el formato tradicional porque estábamos limitados por el espacio y por las fechas. Y esta intención coincidía con el empeño de SON Estrella Galicia de vincularse más con el festival, de ayudarnos a hacerlo crecer y llegar a otros espacios y a otro público que quizás hasta ahora no estábamos alcanzando.

¿De qué manera trasladáis el espíritu del festival en noviembre a ese nuevo formato? Nos gustaría que el espíritu fuese el mismo: programar a artistas extraordinarias, que a alguno de nosotros nos gustase ver en directo. Se amplían los estilos y las fechas, pero el objetivo es el mismo: reivindicar el talento musical femenino.

¿La intención es, por tanto, continuar con esa nueva fórmula más allá del décimo aniversario del Voces Femeninas? Sí, nuestra intención es continuar el año que viene con este nuevo formato. Pero tenemos que ver cómo se asienta este año.

La marca ‘Voces Femeninas’ ha logrado ser sinónimo de calidad desde su arranque. ¿Cómo observas su evolución en el tiempo? Es complicado juzgar la evolución desde dentro. Lo cierto es que, desde el principio, el recibimiento por parte del público fue especial, y ese apoyo es el que ha hecho posible que hayamos seguido adelante estos años.

¿Qué dificultades os encontrasteis para asentarla? Las principales han sido las económicas. La crisis, como a todos, nos afectó de lleno por la disminución de los patrocinios y la subida del IVA. En este sentido, el apoyo incondicional del Ayuntamiento de Ourense y de SON Estrella Galicia es lo que ha propiciado, con el público, que llegásemos a esta décima edición.

La identidad del Voces Femeninas hace que destaque en relación al tipo medio de eventos musicales que se organizan en España. ¿Cómo definirías vuestra posición dentro de la amplia oferta festivalera que existe en nuestro país a lo largo del año? Lo que hacemos nosotros es muy artesano y tiene un punto suicida. En la mayoría de festivales tocan casi siempre los mismos grupos, porque son los que arrastran al gran público. Nosotros nos hemos centrado en artistas femeninas que, además, no hubiesen tocado antes en nuestro país o en las ciudades en las que tiene lugar el festival. Eso es lo que yo creo que nos ha hecho distintos. Pero también es un reto, porque tenemos que hacer más esfuerzos para presentar esas artistas a los medios y al público.

 

La principal seña que distingue al Voces Femeninas SON Estrella Galicia es, precisamente, su determinación a la hora difundir y amplificar la capacidad de las mujeres artistas. Una tarea que, hoy en día, parece más necesaria que nunca dado el creciente problema de las desigualdades de género en todos los ámbitos. Y, en el musical, la cuestión se agudiza. Un estudio de la web de venta de entradas Ticketea publicado el pasado mes de marzo arrojaba tres cifras tan negativas como clarificadoras relativas al panorama musical español, extraídas de la base de datos del propio portal: de los solistas y grupos confirmados en aquel momento por veinte de los festivales más importantes de España, en torno a un 15% eran o incluían mujeres; de los mil conciertos disponibles en la plataforma aquel mes, el 22% contaba con una mujer (a solas o como banda); y, dentro de todos los conciertos ofertados por Ticketea en 2016, este último balance bajaba al 10%.

 

Lisa Hannigan

Lisa Hannigan

 

¿Cómo afronta actualmente el festival el cometido de luchar contra dichos desequilibrios? El compromiso sigue intacto. Programamos un festival 100% femenino, en el que no solo figuran mujeres artistas, sino que ellas son además las líderes de sus proyectos y compositoras de sus canciones. En la mayoría de los festivales femeninos que ha habido hasta ahora en nuestro país bastaba con que hubiese una mujer en el escenario, aunque sólo hiciese coros en las canciones de otro.

Además de Voces Femeninas, hay otras iniciativas en España como el She’s The Fest que buscan potenciar la música femenina. ¿Crees que con vuestra ayuda será posible concienciar al público en general sobre el problema más allá de cuando se celebra puntualmente cada edición del festival? Nos encantaría lograrlo, pero es difícil. Lo positivo es que cada vez se escuchan más voces que hablan de la desigualdad en el mundo de la música.

¿Qué puede aportar el mundo de la música (a todos sus niveles) para revertir la situación? Pienso que, sobre todo, visibilidad. Que todo el mundo sea consciente de que las mujeres son igual de capaces que los hombres en el terreno creativo. Creo que ver a una artista subida a un escenario que no tiene nada que envidiar a ningún hombre, ni en técnica instrumental ni en creatividad, hace que para algunos sea más complicado minusvalorar la capacidad de las mujeres.

Teniendo en cuenta vuestro compromiso, ¿resulta más complicado componer vuestro cartel al ceñirse a aristas femeninas, además en su mayoría de origen foráneo? Es complicado porque, desde el principio, hemos sido muy exigentes con la línea del festival. Queríamos programar mujeres que liderasen sus proyectos y compusiesen sus canciones. Y que, a la vez, el público no hubiese visto antes o las hubiese visto poco. De ahí que fuesen la mayoría extranjeras, nos parecía que no tenía sentido programar a alguien que hubiese tocado unos meses antes en la misma ciudad. Nos hemos puesto muchas exigencias, pero eso también es lo que ha hecho que la línea del festival haya sido totalmente coherente en estas diez ediciones.

Como bien dices, en vuestros carteles siempre han proliferado los nombres extranjeros. ¿La ampliación del formato del Voces Femeninas puede venir acompañado en el futuro de la inclusión de una mayor cantidad de artistas nacionales? Desde luego. Hasta ahora sólo programábamos tres conciertos en Madrid, Ourense y Vigo con un cartel de tres artistas. Ahora, al tener más huecos para programar, disponemos de un poco más de libertad. Pero nos gustaría que, en general, Voces Femeninas siguiese conservando ese punto único y distinto que ha tenido hasta ahora.

Haciendo un repaso de la historia del festival, ¿cuál ha sido el momento más especial vivido en los anteriores nueve años de historia del Voces Femeninas? Son muchos, ya que por el festival han pasado un montón de artistas buenísimas. Personalmente, si me tengo que quedar con un momento, quizás sea con el homenaje a Cecilia [realizado en la edición de 2015], porque Maria Rodés y Basia Bulat prepararon un repertorio exclusivo y el resultado fue increíble.

 

Por lo visto y oído en su puesta de largo con Austra y PIXX y por las buenas sensaciones que se palpan justo antes de los próximos conciertos, parece que ese estupendo resultado se puede repetir en el Voces Femeninas SON Estrella Galicia. Bajo esa positiva atmósfera, Edu Romero avanza que “tenemos por delante los directos de Françoiz Breut y, con las entradas ya agotadas, los de Lisa Hannigan y Maria Arnal i Marcel Bagés. Así que vamos con la ilusión disparada. La acogida en Madrid está siendo espectacular”.

El Voces Femeninas se dispone, por tanto, no sólo a conservar su esencia original, sino también a multiplicarla para que continúe dejando, como en años precedentes, una profunda huella en este 2017… y en el futuro. [Más información en la web y en el Facebook del Voces Femeninas SON Estrella Galicia]

 

Voces Femeninas 2017 (cartel)

No Hay Más Artículos

Send this to a friend