Durante estos últimos meses nos ha acompañado y vestido a lo largo de infinidad de festivales veraniegos ya, y es que Lee es una de nuestras marcas favoritas: ecléctica, funcional y pensada para ser vivida a pie de calle, sea cual sea tu estilo y tu rollo. De Lee te puedes fiar: A Lee Don´t Lie. Este es el claim para la nueva campaña de otoño / invierno 2011.

Lee quiere explotar la buena imagen que tiene como marca juvenil y honesta: sus precios son muy asequibles y cuenta con infinidad de líneas y modelos para adaptarse a cualquier cuerpo y amoldarse a cualquier estilo, lo que la hace una opción fundamental en cualquier fondo de armario, y por ello para esta campaña han apostado fuerte y cuentan con nada menos que el celebérrimo Terry Richardson, fotógrafo hipster donde los haya y epicentro del coolness moderniqui. Su peculiar visión de la moda le da a toda la campaña un toque de distinción minimalista. En sus fotografías no hay paisajes recargados, ni atrezzos barrocos ni elementos que despisten: sólo los modelos y su ropa, que dicen con poco todo lo que la marca ofrece La campaña sigue la estela del estilo que ya tuviera la de la pasada primavera: cambia el claim, pero permanece el espíritu.

No Hay Más Artículos