El subtítulo de “Dejad de Lloriquear” lo dice todo: “Sobre una generación y sus problemas superfluos“. ¿A qué generación nos referimos? A los mal llamados ninis. A la Generación Perdida. A todos esos jóvenes nacidos en los 80 que se han visto enganchados a a nostalgia de su infancia como droga opiácea para aplacar su situación actual. Es una generación que lo ha tenido y lo tiene todo (sobreinformación, facilidades a espuertas para la movilidad, bienestar…) y que, sin embargo, se ha visto privada de lo único a lo que debe aspirar cualquier generación: un futuro esperanzador. Una generación que, evidentemente, necesitaba que alguien dijera en voz alta todas esas cosas que preferimos mirar de reojo. Ese alguien ha sido finalmente Meredith Haaf, autora alemana que sabe de lo que habla (nació en 1983) a la hora de retratar y diseccionar este generación con una voluntad anti-hype como mayor herramienta. Pero que nadie crea tampoco que esto va de reírse de los ninis, porque la intención final de Haaf es más bien lanzar un grito de desesperación que despierte a una generación que parece dormida en su propio ensimismamiento. Como no podía ser de otra forma, “Dejad de Lloriquear” llega a nuestro país de la mano de Alpha Decay, especializados en tomarle el pulso a esta generación. A ver si ahora, además de tomarlo, lo reaniman un poco.

No Hay Más Artículos