lovecraft

Alpha Decay sigue explorando al H.P. Lovecraft más desconocido con “La Búsqueda en Sueños de Kadath La Desconocida”: literatura de viajes (y de tripis).

 

Existe un H.P. Lovecraft mucho más allá de “Chtulhu” y de “Las Montañas de la Locura“. Es un Lovecraft igual de subyugante, hipnótico y seductor en su forma de enseñar mundos soñados en forma de pesadilla y fantasías con más sombras que luces. Un ejemplo de este “otro” Lovecraft es “La Búsqueda en Sueños de Kadath La Desconocida“, un libro que el autor escribió en el año 1926 justo después de regresar a su añorada Providence. Es esta la cima de la “etapa onírica” del escritor, aunque por desgracia no vería la luz hasta el año 1949, después de la muerte de Lovecraft.

Por desgracia… o no. Porque puede que el lector medio no hubiera podido asimilar el ejercidio de escritura de “La Búsqueda en Sueños de Kadath La Desconocida” (ahora publicada en nuestro país por Alpha Decay), que prefigura la posterior etapa de novela de terror que sería la que llevaría a Lovecraft hasta los brazos de la fama. Y es que es esta una novela de lectura laberíntica: un trip ácido antes de que la Humanidad supiera qué era el ácido y sólo pudiera soñar con escapar a mundos nuevos y surrealistas. ¿Una novela de viaje para la generación de los tripis? Sí. Eso y una avanzada a su tiempo.

En esta ocasión, Lovecraft se embarca en un viaje sin retorno junto a su protagonista, un Randolph Carter que viaja a través de mundos fantásticos a la búsqueda de la ciudad de Kadath: “Carter transita por un universo alternativo, desde el bosque encantado donde habitan los zoogs, a las alturas del Ngranek, la fabulosa Celephaïs, la ciudad de los gatos de Ulthar o el bullicioso puerto de Dylath-Leen con sus extraños mercaderes. Los avatares llevan también al viajero a la luna, donde habitan criaturas con aspecto de sapo y a un mundo subterráneo poblado por monstruos surgidos de la inagotable imaginación lovecraftiana“. Ahora que se han acabado las vacaciones, ¿no te apetece un nuevo viaje tan onírico como este?

No Hay Más Artículos

Send this to a friend