asos-08-ok

Nuestra octava playlist ASOS (As Seen on Soundcloud) está enfocada al baile… Pero a ese baile lentito y calentorro que echamos de menos en los clubs.

 

Ya lo dijimos en nuestra anterior entrega de nuestra sección As Seen on Soundcloud: algo está cambiando en el timeline de nuestra cuenta y, por consiguiente, algo está cambiando en lo que respecta a artistas y géneros que escuchamos. Nuestra evolución ha sido, además, radical: además de haber empezado a seguir a nuevos artistas, hemos hecho una pequeña-gran limpieza de otros músicos a los que se les estaba yendo la mano con el rollito deep-house de baratillo. Qué curioso ver cómo envejecen los sonidos en tu propio timeline de Soundcloud

Pero no nos pongamos tremendistas, que tampoco hace falta. El hecho de que la vertiente más masiva del (mal llamado) deep house nos tenga cansados no significa que nos hayamos hartado de bailar: en nuestro playlist siguen brillando artistas con vocación de club como Shift K3Y, Roska o Blonde. Lo que pasa es que ahora la gran parte de la lista está engrosada por otras sonoridades que, oye, si alguien nos pregunta a nosotros, pues nos parecen tanto o más de clubs que las anteriores: sin necesidad de subir los bpm’s, ¿no apetece pegarse unos bailoteos sensuales con gente como Aibgail Wyles (la mitad de Wyles & Simpson), James Chatburn o Loudun?

Hace unos días, le dedicábamos un WhatsHype!? a Brenmar (que puedes leer aquí), un tipo que decía precisamente que lo que quería era enfocar hacia la pista de baile todo un conjunto de sonidos que normalmente queda fuera del espectro clubero. Y aquí estamos, una semana después, respondiendo a Brenmar con este ASOS#08 en el que conviven todo tipo de sonoridades pero donde lo que prima es un calorcito concentrado en la entrepierna, de esos que ta arrastran a la pista de baile para danzar… y para aparearte, claro. Como un puñetero primate.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend