audi-q2

Hay cosas en este mundo que son imposibles de ser resumidas por una absurda etiqueta o hashtag… Cosas tremendas como el nuevo Audi Q2.

 

Ya era hora de que alguien hiciera algo así… Al fin y al cabo, vivimos en un mundo de tendencias pendulares en el que lo que ahora mismo nos parece el rey del pollo frito en dos días va a acabar cansándonos a base de bien. Que levante la mano el que esté libre de pecado y que, en los últimos tiempos, no haya pensado en más de una y de dos (y de mil) veces que esto de los hashtags se nos está yendo de las manos. Todos tenemos esa amiga que pone literalmente 38 hashtags a sus fotos de Instagram aunque lo que esté retratando sea su mísero café de desayuno.

Si nos lo paramos a pensar, ¿no nos hemos desvivido toda nuestra existencia por el derecho a no ser etiquetados? Entonces, ¿cómo carajo hemos acabado siendo presos de esos mismos hashtags que, al fin y al cabo, no son más que etiquetas? Es que nada tiene sentido y, visto desde el aquí y ahora, dan ganas de pegarle un collejón bien sonoro al lumbreras al que se le ocurrió pensar que podríamos condensar y comprimir y resumir todo en un único hashtag. ¿¡Pero qué invento es esto!?

Sea como sea, ahora toca hacer la otra gran pregunta: ¿quién ha sido el valiente que ha roto el silencio y ha dicho en voz alta que esto de las etiquetas es una mamarrachada de tomo y lomo? Pues ha sido ni más ni menos que el nuevo Audi Q2, y lo ha hecho poniendo el dedo en la llaga a través de múltiples y muy significativos ejemplos: ¿es Garfield únicamente un gato gordo? ¿Es Marilyn exclusivamente una rubia? ¿Es #foodporn todo lo que reluce? ¿El street art puede ser entendido unilateralmente como #vandalismo? No, no, no y no. Igual que sería desastrosamente incorrecto intentar etiquetar al Audi Q2 en una única categoría.

Y es que el nuevo modelo de la marca de coches es un SUV, pero también es un vehículo urbano e incluso un compacto para el que Audi se ha currado un diseño original, transgresor, deportivo y, sobre todo, diferente. Muy diferente. La revolución ha sido el principal faro guía de este coche preeminentemente deportivo y poderosamente dinámico gracias a sus motores TFSI y TDI de 116 CV hasta 190 CV (además de disponer de forma adicional y opcional de una tracción Quattro permanente en las cuatro ruedas). Eso por no contar la conectividad: el Audi Q2 incluye el interfaz Audi Smartphone además de la ultimísima generación de sistemas de infotainment y sonido. Venga, vamos, a ver quién es el majo que se atreve a resumir todo lo dicho en una única (y absurda) etiqueta.

Más información en la web de Audi Q2.


No Hay Más Artículos

Send this to a friend