blues-and-bullets

Un Eliot Ness apartado de la vida policía se enfrenta a su último caso en “Blues and Bullets”, un juego por episodios que brilla en el catálogo de Xbox One.

 

Parece que está claro: los juegos por episodios han llegado para quedarse. Y, la verdad, esto es algo que no debería extrañar a nadie: el hecho de que un juego se vaya publicando por entregas casa a la perfección con bazares online de nuestras videoconsolas y, sobre todo, “duele” menos (en la cabeza y en el bolsillo) ir dejándose 5 eurillos cada mes en un nuevo episodio que 25 a tocateja, aquí y ahora. Pero, claro, dentro de esta nueva tendencia de juegos por episodios, los que más están triunfando son precisamente los que “narrativamente” mejor se adaptan a este formato, y esos son los juegos que tienen un amplio componente literario y/o cinematográfico.

Es el caso de “Blues and Bullets“, un título para Xbox One del que ya está disponible el primer episodio por tan sólo 4,99€ (y del que todavía están por llegar otros cuatro capítulos cada uno por el mismo precio que este). Lo interesante de “Blues and Bullets” es, para empezar, una estética impactante que recuerda a “Sin City” por eso de utilizar el blanco y negro con toques de color rojo para plasmar una ciudad repleta de violencia, tiros, detectives privados y sangre por doquier.

Pero lo más impactante de “Blues and Bullets” es, sin embargo, su propio argumento. Y es que este juego está protagonizado ni más ni menos que por el gran Eliot Ness, ya apartado completamente de la vida policial y ahora dueño de un pequeño restaurante en la ciudad (ficticia) de Santa Esperanza. De repente, sin embargo, Ness se verá inmerso en un caso muy particular que implica encontrar a una niña secuestrada con un apellido estrechamente ligado a su vida como policía: Capone. Será la oportunidad perfecta para sumergirse en una aventura donde los tiros tendrán gran importancia, pero donde lo realmente vital será explorar el entorno a la búsqueda de pruebas que te ayuden a avanzar en el que, más que probablemente, sea el caso más perturbador de la carrera del ya no tan intocable Eliot Ness

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend