Barco Bombay

La semana pasada, entre sudores y niveles de humedad imposibles, amanecíamos con una propuesta que no podíamos rechazar: la gente de Bombay Sapphire nos invitaba a acompañarlos en la acción que tienen en marcha estos días con la que reparten gin tonics de esta elegante ginebra premium entre veleros y barquitos en plena alta mar. Sí. Bombay Sapphire regala gin tonics (gratis, of course, si no no sería “regalar”) entre los barcos. Y damos fe de que esto es real; el calor aún no nos ha abrasado los sesos como para inventarnos semejante cosa en plan “Inception” Veraniega. A esta idea  tan maravillosa le han llamado “Bombay On Board“, y para llevarla a cabo tienen un bonito yate que recorre durante los meses de calor diferentes zonas de la geografía marítima mediterránea: han estado en la Costa Brava durante este mes de julio y en agosto zarparán hasta Mallorca (donde estarán del 2 al 4 de agosto y del 27 de agosto al 1 de septiembre), Menorca (los encontrarás repartiendo alegría destilada del 5 al 11 de agosto) e Ibiza y Formentera (donde recalarán del 12 al 25 de agosto).

El Barco Bombay comunica cada mañana su situación a través del twitter de Bombayasí los intrépidos y vacacionales navegantes pueden acercarse hasta las coordenadas donde se encuentre y esperar a que dos hermosas mozas les lleven hasta su proa un refrescante gin tonic de Bombay Sapphire acompañado de la mejor de las sonrisas. De hecho, hasta el 31 de julio tienen activo un concurso con el que, a cambio de una foto reflejando la experiencia Bombay acompañada del hashtag #BarcoBombay, se puede entrar en el sorteo de un viaje al destino vacacional mediterráneo definitivo: Mallorca (tienes toda la información sobre esta acción y el concurso en el Facebook de Bombay).

 

 

Nosotros, como os decíamos, tuvimos la suerte de pasar una jornada entera a bordo del Barco Bombay mientras bebíamos gins de Sapphire y veíamos cómo, efectivamente, los preparaban con mimo y cariño para repartirlos entre todos los veraneantes que compartieron la jornada en alta mar con nosotros en la Cala Culip del Cap de Creus. Fue una experiencia única que compartimos con good2b, la estilista Seila sin H y PlateSelector. Entre risas, Biodraminas y ginebra comprobamos cómo Bombay ha puesto en marcha una de las acciones más originales y sugerentes de la canícula y llegamos a la misma e inevitable conclusión: ¿quién necesita el barco del amor cuando tiene a tiro de brújula el Barco Bombay?

No Hay Más Artículos

Send this to a friend