justin-timberlake-cant-stop-the-feeling

Lo nuevo de Justin Timberlake es una canción para la película de “Trolls”… Y no sabemos a vosotros, pero a nosotros nos parece una santa mierda.

 

La semana pasada hubo mucho revuelo con Justin Timberlake… Y, la verdad, la cosa está justificada. Hay que tener en cuenta que el ex-‘N Sync no lanzaba material nuevo desde el lejano año 2013, así que no es de extrañar que si ves en tus redes sociales cosas como “chiquis, atentos, que Justin saca nuevo tema“, pues prestas atención y todo lo que haga falta. Así las cosas, el pasado viernes “Can’t Stop The Feeling” por fin vio la luz y, sí, nos tuvo a todos ahí expectantes. Pero ¿qué queréis que os digamos? No es lo que esperábamos. Ni mucho menos.

Teniendo en cuenta que la anterior sequía de Justin Timbarlake se vio finiquitada por un jitazo de la vida tan jodidamente infeccioso como “Suit & Tie“, ¿cómo no vamos a sentirnos decepcionados al ver que lo nuevo de este hombre es una canción para la banda sonora de la película “Trolls“? Es decir: ¿puede existir algo menos necesario en este mundo que una peli basada en estos juguetes? Y, así las cosas, ¿qué necesidad tenía alguien como Timberlake, del que siempre hemos pensado que tiene mucho más estilo que todos los asistentes de la Fashion Week de Milán al completo, de meterse en un fregao como este?

Preguntas sin respuesta. Expedientes X. Mamarrachadas a las que no podemos darle explicación ni justificación, y mucho menos después de escuchar el tema y que este sea soso a más no poder. Podría venir firmado por Maroon 5 y nos quedaríamos igual. Podría ser lo nuevo de Coldplay y que no nos importara menos. En serio. Y es que, para empeorar la cosa, la canción ha sido presentada con un video en el que Justin Timberlake está ahí, bailando con cara de “no me creo que os haya colado esta mierdaca“, rodeado por el resto del casting de “Trolls”.

Bueno, de todo el casting menos las estrellas como Anna Kendrick, James Corden, Kunal Nayyar, Ron Funches o Gwen Stefani, que como molan más, también tienen sus propios planos para lucirse y mostrar cómo molan y explayarse intentando convencerte de que bailes, que a lo mejor a primera escucha esto te ha parecido peor que una ETS pero en verdad no está tan mal. No sabemos vosotros, pero nosotros no compramos. E incluso nos indignamos un poquito.

Más información en la web de Justin Timberlake y en la de “Trolls”.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend