Gett

Puede que Semana Santa no sea el mejor momento para ir al cine… Pero tampoco hay que obviar estrenos como “Gett: El Divorcio de Viviane Amsalem” o “Insurgente”.

 

Semana Santa no es época de ir al cine, eso lo tenemos todos bien claro. En depende qué zonas, es época de ir de procesiones (en el resto de las zonas lo flipamos con esas zonas, que conste en acta). Y en otros lugares, más que salir a pasar por taquilla, preferimos descansar en casita esperando el buen tiempo mientras desde la tele alucinamos con las mismas películas de siempre. Ya sabes: “Los Diez Mandamientos” y todas esas mandangas religiosas. Aun así, siempre hay algo en cartelera para quien quiera acercarse y dejarse el dinero. Vamos a ello.

Empecemos por el estreno esnobista de la semana, evidentemente (que para algo esta sección tiene una larga historia de esnobismo ilustrado): “Gett: El Divorcio de Viviane Amsalem” es la película ideal para todos aquellos que lo fliparon (y lo pasaron fatal) con “Nader y Simín. Una Separación“. Si el film de Asghar Farhadi hablaba de la situación en Irán, ahora los directores Shlomi y Ronit Elkabetz ponen el acento sobre la absurda realidad del divorcio en Israel, donde este trámite sólo es posible si el hombre accede a ello, dejando así totalmente desamparada a la mujer. ¿Qué mejor que Semana Santa para concienciarse un poco?

Eso sí, ¿qué queréis que os diga? Si alguien me pregunta a mi, yo creo que estos días paso por completo del rollo esnobista y me lanzo directamente a “Insurgente“, la segunda parte de la saga “Divergente“. La verdad es que no he visto ni la primera entrega, pero el trailer mola bastante (no sabría explicar por qué, pero así es) y, en estas fechas, el cuerpo pide más palomiteo que drama social. Por muy mal que quede decirlo en público. Lo sé.

No Hay Más Artículos