Si hace siete días hablaba de “proclamar desierta” la selección de estrenos destacados, esta semana vamos por el mismo camino. De hecho, y por extraño que parezca, la única oportunidad de redención para la cartelera nos llega por la vía menos esperada: la del cine comercial puro y duro. Y es que las esperanzas de que “Blancanieves y La Leyenda del Cazador” sea una buena película son bastantes escasas… Pero esas bajas esperanzas contrastan con la certeza de que, por lo menos, nos hará pasar un buen rato. Ya sea por la psicotronía que implica convertir a Blancanieves en una especie de caballero andante con vagina y con la cara de Kristen Stewart (con quien todavía tenemos esperanzas de que algún día varíe la expresión… ¿Cuándo perdimos esa esperanza con Keanu?), por el palotismo que implica lo de Charlize Theron haciendo de mala malosa o, simple y llanamente, porque estas adaptaciones que se pasan por el escroto el mito original siempre son divertidas… Sea por lo que sea, “Blancanieves y La Leyenda del Cazador” es una de esas pelis que hay que ver. Sobre todo, viendo cómo está el patio cinematográfico.

[Raül De Tena]

No Hay Más Artículos