still-water

Puede que este fin de semana haya un tsunami de estrenos… Pero sólo dos van a convertirse en la niña de nuestros ojos: “Aguas Tranquilas” y “The Guest”.

 

Qué curioso resulta cuando la cartelera se ve sacudida por un tsunami de estrenos… y, sin embargo, la mayor parte de ellos son totalmente anodinos. Hacía tiempo que no llegaban tantas películas a la vez a nuestra cartelera y, sin embargo, de entre todo este alud de celuloide sólo hay dos que merezcan la pena (bueno, hay más, pero son ese tipo de estrenos que no pasa nada si los repescas cuando se estrene en VOD o en el Plus). Y lo más jodido es que esos dos estrenos no van a ser precisamente los que reciban la mayor atención mediática. Siempre igual.

De hecho, lo más probable es que una joya del calibre de “Aguas Tranquilas” pase por nuestra cartelera de tapadillo… Y es que su realizadora, Naomi Kawase, pese a ser uno de los valores más mimados en el circuito de festivales y de practicar un cine de la epidermis y la emoción, no es precisamente la bomba en la taquilla. Y no se entiende: películas como esta “Aguas Tranquilas“, en la que dos adolescentes ven crecer su amor en paralelo a una trama con un misterioso cadáver encontrado en las profundidades marinas, podrían ser disfrutadas por cualquiera con un mínimo de sensibilidad en el corazón. Pero ya se sabe: no está echa la miel para la boca del burro.

The Guest“, por su parte, sí que va a recibir algo de atención mediática… Aunque sea para venderla como la nueva “Drive“. Sea como sea, no se puede negar que el thriller molón de Adam Wingard es uno de los estrenos más esperados de la temporada: tras su triunfal paso por los festivales, y a diferencia de “Aguas Tranquilas“, “The Guest” llega al que sin duda es su hábitat natural: el mercado más masivo. Si la gente tiene ganas o no de un nuevo “Drive“, eso ya es harina de otro costal.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend