Voy a ser sincero: “Phillip Morris ¡Te Quiero!” aparece aquí destacada simple y llanamente porque el nivel de los estrenos de esta semana está por los suelos. Y, ante semejante debacle, la única película que te podría obligar a ignorar las excelencias de la cartelera de la semana pasada es esta comedieta que no va a cambiar el mundo del cine pero que pinta, cuando menos, divertida. Y si sigo demostrando cierta reserva ante esta cinta no es porque la crítica se haya polarizado en los lados de “bastante buena” y “mala” (no ha habido espacio para la excelencia), sino porque me da a mi que la composición de personaje homosexual de Jim Carrey va a ser la más bochornosa desde la de Javier Bardem en “Antes que Anochezca”. Y eso son palabras mayores de la vergüenza ajena.

También es cierto que podríamos haber destacado “Mi Refugio”, con François Ozon dándole vueltas a la maternidad no deseada, si no supiéramos que el director está en horas más bien bajas. E incluso “Los Mercenarios” podría resultar curiosa de ver si aún puedes mirar a la cara de Stallone sin que se te escape la risa tonta… Eso sí, el cartel de “a esto no te acerques” de esta semana va directo para los otros dos estrenos: “Killers” con Asthon Kutcher como espía panoli enamoradizo y “Jugada Perfecta” con… ¡Queen Latifah jugando a basquet! Surrealismo por un tubo.

[Raül De Tena]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend