keep-the-lights-on

La semana pasada la opción más sensata era tirar de guilty pleasures para animar la cartelera y, justo una semana antes, recurríamos a diversos blockbusters para sobrevivir al calor… Pero ya va siendo hora de que volvamos al redil esnobista. Tampoco es que nos quede demasiado remedio: el nivel de los estrenos de esta semana es, cuando menos, demencial. “Ahora Me Ves” sería una buena opción si no fuera porque, más que un blockbuster, tiene pinta de serie B de presupuesto inflado. Y “Llévame a la Luna” no cabe la menor duda de que será un exitazo, pero no a costa de mi bolsillo. ¿Qué opción queda? La opción winner y probada es “Keep The Lights On“, ya que fue precisamente uno de los estrenos más destacados del pasado Atlántida Film Festival (del que puedes leer la crónica que hicimos en FPM en este post). El film de Ira Sachs viene a sumarse a todo ese nuevo queer cinema empeñado en los unhappy endings (muy en la línea de “Hors Les Murs“) y, en menor medida, de los finales abiertos (a la alegría o a la desgracia) de films como “Out In The Dark” o “Weekend“. Y es que, al fin y al cabo, la dureza es la principal característica de este abordaje de cómo afecta la adicción de una persona a su pareja: ¿qué haces cuándo alguien a quien amas empieza a deslizarse por un camino por el que no puedes seguirle? ¿Qué haces cuando esa persona rechaza toda ayuda? ¿Por fin una película nos muestra que el amor no lo puede todo? No voy a hacer spoilers: “Keep The Lights On” es una película que merece ser vista. Y sufrida.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend