Qué placer esto de empezar el curso rajando… Pero es que ante un estreno como el de “La Piel que Habito” es inevitable no sucumbir a la tentación de destacarlo para poner los puntos sobre las íes. Porque la referencia tan directa desde el poster del film a la mítica “Les Yeux Sans Visage” de Franju es, cuando menos, una mamarrachada de dudosa calaña. Y, sobre todo, porque Pedro Almodóvar lleva unas cuantas películas demasiado confiado en su papel de director de dramas clasicorros hollywoodienses sin darse cuenta de que la complacencia detrás de la cámara se transforma en aburrimiento (en el mejor de los casos) y vergüenza ajena (en edl peor). ¿Será “La Piel que Habito” la oportunidad de que Almodóvar vuelva a ser él mismo y no un impostor encorsetado? La historia de un cirujano obsesionado con la muerte de su mujer (por quemaduras en un incendio) que se lanza a experimentos con humanos no es un buen augurio. Y eso es así.

También volvemos de vacaciones con un cambio significativo en la sección de Cartelera: a partir de ahora, se acabó eso de hablar de películas de mierda. Sólo se destacarán las verdaderamente relevantes (siempre bajo la opinión ampliamente subjetiva de quien firma). Así que, esta semana, lo único salvable es una mención así por lo bajini de “Cowboys & Aliens“: la triunfadora absoluta del último Comic-Con básicamente porque no tenía competidoras de ningún tipo. Por ahí dicen que lo que debería ser una comedia en toda regla acaba pecando de tomarse demasiado en serio a sí misma… Pero, oye, que estamos a finales de verano y siempre vienen bien cintas palomiteras. Alabado sea Harrison Ford.

[Raül De Tena]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend