world-war-z

En las películas de zombies no hay espacio para la supervivencia del ser humano: parece que el punto de partida de todas y cada una de estas cintas sea precisamente que, en un apocalipsis zombie, el hombre es el que lleva las de perder y sólo es cuestión de tiempo que la humanidad se extinga a favor de unos come-cerebros que pueden ser descerebrados, pero que precisamente por eso acaban superándonos y aplastándonos. Ahí está precisamente la gracia de “Guerra Mundial Z“: la película de Marc Foster (director de “Quantum of Solace“, por ejemplo) basada en un libro de Max Brooks (hijísimo de Mel Brooks y la actriz Anne Bancroft) cuya acción arranca una vez los seres humanos han vencido en una guerra mundial contra los zombies. La película se estructura entonces en base a todo un conjunto de relatos en primera persona que van diseccionando todo los factores (económicos, políticos, militares, tecnológicos, sociales) que condujeron hacia la guerra y, sobre todo, que hicieron posible que la humanidad acabara ganando la batalla. ¿Que esto tiene pinta de ser el blockbuster definitivo? Guardémonos las opiniones hasta cuando hayamos visto la película… Pero el hecho de venir interpretada por Brad Pitt y Matthew Fox (de “Lost“), entre otros, ya debería ser un sello de confianza suficiente para que pensemos en ella como un producto lo suficientemente solvente como para convencer por igual al público más palomitero y a los fans de los zombies de toda la vida e incluso a los talibanes de la nueva ciencia ficción que últimamente parecen vivir en el caldo de cultivo de la televisión. Por todo ello, “Guerra Mundial Z” se ha ganado ser el único destacado de esta semana en nuestra cartelera.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend