Puede que la mejor forma de recuperarnos de los (geniales) excesos lacrimógenos de “Toy Story 3” sea precisamente echarnos al gaznate otra película de animación. La mancha de mora con mora se quita. Por suerte, no todo va a ser siempre 3D de relumbrón y súper producciones destinadas a agotar los menús palomiteros en los multi-cines de extraradio. “The Secret of Kells” es un film de animación que recurre a las 2D tradicionales de toda la vida para buscar la poética de la imagen plana que, al fin y al cabo, es la que mejor casa con la historia ancestral irlandesa que actúa de corazón de la trama. Monjes irlandeses, vikingos, bosques misteriosos con seres mágicos… Definitivamente, una opción inscrita en los márgenes de lo habitual en el cine de animación veraniego. Se agradece.

El resto de estrenos semanales sigue estando en el límite del bien y del mal, ya que absolutamente todos tienen tanto puesto en el lado de la balance de “mola” como en el de “corre lejos del cine en el que se esté proyectando“: “Salt” tiene pinta de ser una de las cintas más desquiciadas de Angelina Jolie, que en esta ocasión interpreta a una espia traicionada; “Centurión” se aprovecha de que el péplum sigue poniéndonos más que burracos; “Mis Tardes con Margueritte” hace imposible apartar la vista de la decadencia de Gérard Depardieu y “Como Perros y Gatos: La Revancha de Kitty Galore 3D” tiene todas las papeletas para convertirse en nuestro guilty pleasure de la temporada. Pero nunca más volveremos a decirlo en voz alta. Nunca más.

[Raül De Tena]

No Hay Más Artículos