Demasiado ha ido dando qué hablar “Blog” como para obviar que es uno de los estrenos destacados de la semana: su paso por el Festival de San Sebastian sembró el inicio de su andadura comercial con todo un conjunto de semillas bien fuertes en forma de críticas más que favorables que alababan la capacidad de la directora, Elena Trapé, para capturar al vuelo un retrato de adolescentes verosímil, real, huyendo de los clichés impuesto por “Física o Química“. A esto hay que sumar el hecho de que el film viene abalado por Escándalo Films y, sobre todo, un argumento chocante en el que todo un grupo de niñas decide hacer un pacto para quedarse embarazadas simultáneamente… Lo cierto es que no deberían ser necesarias más referencias para mover este estreno a lo más alto de las preferencias de cualquiera.

Aunque, para ser sinceros, esta semana “Blog” tiene una durísima competidora en la deliciosa “Monsters“, ya degustada en el pasado Festival de Sitges. Fue allá donde el público patrio empezó a dividirse en los típicos bandos de adoración y odio. Será porque el film de Gareth Edwards es de todo menos una (puñetera) peli de monstruos: aquí hay una historia de amor vagando sin rumbo en un mar de anticlímax… Y hay también alienígenas, sí, pero ni son importantes ni se ven demasiado. Definitivamente, “Monsters” es la película de monstruos que adorarán los fans de la anti-narratividad de cierta escuela oriental.

Y ahora viene cuando habrá alguien que se pregunte: ¿y el nuevo Clint Eastwood no es un destacado de la semana? Pues lo cierto es que, después de las múltiples críticas que le han llovido a “Más Allá de la Vida” tildándola de sobrenatural y excesivamente ñoña, a uno se le quitan un poco las ganas de confiar en un director no siempre tan infalible como quieren vendernos. Para misticismos, casi que mejor acercarse a “Thérèse” y su paseo por la vida (y, sobre todo, la muerte) de Santa Teresa. Aunque habrá quien prefiera pasar de espectros diversos y echarse unas risas con “Morning Glory” (con la propia película o con las decisiones profesionales de Harrison Ford… eso depende de cada espectador), apostar por el nuevo cine negro de Michael Winterbottom en “El Demonio Bajo La Piel” e incluso ponerlo todo en la (arriesgada) casilla tarantiniana (practicada en España) de “Carne de Neón“.

[Raül De Tena]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend