Es necesario abordar la última cartelera del año (al menos en esta web) con al cabeza bien fría… Y es que, como es habitual en estas fechas, la cantidad de estrenos se disparan. Pero no se puede ver todo. Así que lo mejor es dejar fuera toda la morralla e incluso alguna que otra cinta capaz de provocar profundas indecisiones (¿es “Immortals” la prostitución hollywoodiense final de Tarsem Singh después de varios films excepcionales y raros como perros verdes?) y apostar sobre seguro. Claro que no es difícil apostar sobre seguro cuando uno de los estrenos de la semana es “Drive“. Un poco de autobombo: si en FPM la hemos puesto como segunda mejor película del año, por algo será. Y es que esta fábula de Nicolas Winding Refn, ultra moderna a la vez que recalcitrantemente retro, ha sido probablemente el film que mejor ha sabido aunar la fiebre ochentera de este año con la paranoia hacia el desconocido: hacia ese “otro” que nunca sabes qué esconde. Aunque sólo sea por la excepción composición del personaje de Ryan Gosling, hay que ver “Drive“.

Si ni por esas he conseguido convencerte, a lo mejor es que lo que quieres es palomiteo puro y duro. Recomendación exprés: “Rare Exports: Un Cuento Gamberro de Navidad” (que triunfó en el Festival de Sitges de 2010 con un Papa Noel particularmente cabroncete). Y segunda recomendación ya en plan serio: “El Havre“. Aunque, ¿es necesario que me extienda mucho a la hora de recomendar el siempre recomendable Aki Kaurismäki y su universo de seres extrañísimos totalmente desligados de sus emociones y de la realidad que les rodea? No. No es necesario.

[Raül De Tena]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend