la-isla-minima

Tras su éxito en el Festival de San Sebastián 2014, ¿cómo no convertir “La Isla Mínima” en el estreno destacado de la cartelera de esta semana?

 

Por una vez, y sin que sirva de precedente (aunque ya me gustaría a mi que esto se repitiera más a menudo), la recomendación del estreno más interesante de la semana no va a salir de mi pluma, sino de la de David Martínez de la Haza, nuestro corresponsal en el Festival de Cine de San Sebastián 2014, quien hace unos días escribía en su crónica lo siguiente de “La Isla Mínima“: “Por tirar del recurso fácil, parece de entrada un “True Detective” marismeño, con dos policías (muy atinados Javier Gutiérrez y Raúl Arévalo) divergentes en cuanto a talante e ideología y con sus propios demonios personales que exorcizar, a la búsqueda y captura de un asesino en un pequeño pueblo perdido a las orillas del Guadalquivir. La cinta cumple lo que prometía en su estremecedor y maravilloso tráiler, y resulta finalmente un buen thriller, efectivo, funcional, con un opresivo tono ocre y oxidado que todo lo inunda. Va a ser, debería ser, un gran éxito“. A mi me convenció lo suficiente como para considerar que, esta semana, “La Isla Mínima” es el estreno que todos deberíamos ver. Pero ya se sabe que hay gustos para todo.

Y por si queda algún gusto desperdigado por ahí que no se fíe demasiado ni de mí ni de David, el segundo destacado de la semana viene a ser la ración necesaria de cine indie (formalmente) yanki plenamente reconocible: “Frank“, la historia del músico y cómico Frank Sidebottom explicada con muchas licencias de ficción. Ahora bien, por ahí dicen que la actuación de Michael Fassbender es impecable, y eso que va todo el rato tapado con una gigantesca cabeza de plástico. Habrá que verlo, ¿no?

No Hay Más Artículos

Send this to a friend