cenicienta

Es oficial: la cosa está tan malita que el estreno más destacado de esta semana en la cartelera es la “Cenicienta” de Kenneth Branagh con Cate Blanchett.

 

Me haría el sorprendido si no fuera porque ya lo he visto mil veces desde que empecé a escribir esta sección semanal de cartelera: después de la tormenta, viene la calma… Y, después de varias semanas de estrenos intensitos, la única salida es levantar el pie del acelerador y dejar que la cosa frene por sí sola. Lo que viene siendo, vamos, una sequía de estrenos realmente interesantes en toda regla.

¿Cómo se explica, si no, que lo más destacado que va a llegar esta semana hasta nuestras grandes pantallas sea la versión de “Cenicienta” que se ha marcado Kenneth Branagh? Lo que me lleva a otra pregunta: ¿cómo alterna un hombre renacentista como Branagh eso de ser el mayor adalid de Shakespeare en el cine moderno con dirigir cosas como “Thor” o esta “Cenicienta” que nos ocupa? Dejo esta última cuestión en barbecho y me centro mejor en otra también en forma de pregunta: ¿cómo no querer ver a Branagh ocupándose de un cuento clásico con Cate Blanchett en nómina (y también con Lily James, pero esto tampoco es tan determinante)? Más todavía: ¿cómo obviar las ganas de verla y ponerte a bitchear en Twitter?

Y, si después de “Cenicienta” te sigue faltando leña que quemar en Twitter, siempre puedes recurrir a “Citizenfour“. Es un documental. Va sobre Edward Snowden. En resumidas cuentas: no te va a cambiar la vida, pero seguro que te da la oportunidad de salir de la sala de cine con esa sensación de que por fin puedes hablar con propiedad de algo que te daba mucha pereza rastrear en las noticias de los diarios. Agradéceselo a la directora Laura Poitras, no a mi.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend