mientras-seamos-jovenes

Por fin parece que la cartelera se despereza después del verano gracias a estrenos como “Mientras Seamos Jóvenes” o “Anacleto: Agente Secreto”.

 

La semana pasada, cerraba mi texto para esta sección de cartelera rogando que, por favor, la cosa mejorara un poco de cara a esta semana: que el mundo del cine se quitara de encima la sensación de estar todavía en verano y que empezara a ponerse las pilas, porque la verdad es que la cosa estaba por debajo de una preocupante línea limítrofe de apatía máxima. Mis ruegos han sido escuchados… Y aunque también es cierto que la cosa está todavía un poco perezosa (todos sabemos que en un par de semanas estaremos chapoteando de alegría en títulos realmente importantes), menos da una piedra.

De hecho, el mero hecho de tener a Noah Baumbach de regreso en nuestras grandes pantallas debería ser motivo de alegría y algarabía para cualquiera con dos dedos de frente. Con una filmografía impecable (si todavía no eres fan de “The Squid and The Whale” y de “Margot y La Boda“, ya tardas) y, sobre todo, teniendo en cuenta que su anterior film estrenado en España fue la polémica “Frances Ha” (uno de esos films que amas u odias, sin término medio), es necesario aplaudir el estreno -aunque tardío- de “Mientras Seamos Jóvenes“. Teniendo en cuenta que “Greenberg” es el trabajo más flojo de Baumbach, puede que esto de repetir a Ben Stiller como protagonista no sea el mejor de los augurios… Pero repetimos: la grandeza de sus cintas anteriores es suficiente aval como para salir corriendo a ver “Mientras Seamos Jóvenes“.

Un caso similar es el de Javier Ruiz Caldera, director que se ha atrevido a darle a todos los posibles de la comedia y darle siempre con brillantez, ya fuera el rollo spoof (“Spanish Movie“), el despiporre adolescente (“Promoción Fantasma“) o los eternos peterpanes a lo Judd Apatow (“3 Bodas de Más“). Su último movimiento es coger un clasicazo del cómic patrio y buscarle un heredero actual en “Anacleto: Agente Secreto“. Todo ello con protagonistas de lujo como Imanol Arias o Quim Gutiérrez que hacen pensar que aquí habrá más elocuencia que caspa.

Y, por último, la recomendación de una de esas películas que corre un serio riesgo de pesar desapercibida: “Una Chica Vuelve a Casa Sola de Noche” de Ana Lili Amirpour tiene uno de esos títulos que hace pensar inmediatamente en “claro, vuelve a casa sola de noche y la violan y la matan“. Pero no. Es este un film de vampiros tan atípico que la protagonista se pasea por las calles nocturnas de su ciudad con una vestimenta típicamente iraní. Aunque sólo sea por la estética, hay que ver el film de Amirpour.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend