Siempre pasa igual. O, mejor dicho, siempre me pasa igual. Cuando hay en cartera un certamen de la magnitud del inminente Festival de Sitges 2012, la cartelera parece empequeñecerse hasta niveles extremos. Pero lo cierto es que, mirando los estrenos de esta semana, es necesario que me pregunte: ¿soy yo o es realmente la cartelera? Porque el nivel es realmente bajo… Tan bajo que lo único verdaderamente salvable (y por los pelos) parece ser esa “Magic Mike” que viene acompañada del morbillo de ver al actor Channing Tatum (que por aquí no es muy conocido, pero en EEUU lo peta con más ahínco que Nicolas Cage) recreando su propio pasado como stripper. Recuperar a Matthew McConaghey en plan metrosexualo y seguir disfrutando de la visión de ese cacho de carne que es Joe Manganiello (Alcide en “True Blood“) tambien pueden ser buenos alicientes. Eso sí, la cosa no pasaría del chascarrillo si no fuera porque viene dirigida por Steven Soderbergh, ese hombre que siempre es difícil saber si va o si viene pero que, para esta ocasión, dicen por ahí que ha afinado bastante el tiro hacia el centro de la diana de la comedia (eso sí, con la coletilla “dramática” detrás). Sea como sea, que nadie me busque en los cines ni para ver “Magic Mike“…¡Os veo en Sitges!

No Hay Más Artículos

Send this to a friend