foxcatcher

Es cierto que “Foxcatcher” tiene pinta de productor programado genéticamente para petarlo… Pero eso no quita que sea el indudable destacado de esta semana en la cartelera.

 

Vale, aceptamos barco… “Faxcatcher” es, sin lugar a dudas, una de esas películas que parecen haber sido diseñadas genéticamente para triunfar en taquilla a la vez que se llevan todos los premios habidos y por haber e incluso convencen a gran parte de la crítica (a otra parte de la crítica, esos que van del palo “me las sé todas y a mi no me la das con queso“, no). Pero lo cortés no quita lo valiente: ¿no puede existir una película en la que por fin  nos pongamos todos de acuerdo? ¿No merece entonces la pena dejar de lado esa molesta sensación de que estamos ante algo pre-fabricado?

Porque sí, “Foxcatcher” lo tiene todo. Viene dirigida por Bennett Miller, que sigue enfocando su carrera como una curva ascendente que se inició con “Truman“, siguió con “Moneyball” y que ahora va a volver a dar la campanada. El casting también tiene lo suyo: Channing Tatum en mayas olímpicas enseñando paquetazo #tolrato y Steve Carell huyendo de la comedia y desfigurándose la cara para que nos lo creamos sí o sí. El argumento tampoco se queda corto: historia de multimillonario (Carell) que está un poco p’allá y que decide montar su propio equipo olímpico de lucha libre, acogiendo bajo el ala a un deportista (Tatum) con serios “daddy issues“. Muy mal tiene que ir la cosa para que esta suma de aciertos no se traduzca en peliculón intensito.

Tampoco habría que pasar por alto que estos días también llega hasta nuestras carteleras el “Tusk” de Kevin Smith. Cierto es que hubo un tiempo en el que el director caía un poco gordo (juas) y estaba demasiado endiosado, pero lo cierto es que da penita enterarse de que estuvo a punto de colgar la claqueta cinematográfica y que sólo le salvó una iluminación que le llevó a escribir el guión de “Tusk” en dos días y a filmarla en tiempo récord. Puede que la taquilla no vuelva a rendirse ante él, pero este estreno será ideal para todo aquel que quiera echarse unas risas y comprobar que Smith sigue en forma y que incluso es capaz de abordar registros diferentes. Venga, dadle vuestro dinero, que si no se nos retira.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend