En una semana en la que el must será “El Capitán Trueno y el Santo Grial” (aunque sea para despedazarla), lo cierto es que es inevitable pasar un poco del hype facilón (y seguramente más blufarro que hype) y apostar sobre seguro. De hecho, la apuesta por “Nader y Simin, una Separación” es segura por dos motivos… Para empezar, porque el anterior film del director Asghar Farhadi (“A Propósito de Eli“) dejó el suficiente buen sabor de boca como para creer en un futuro mucho más que interesante. Y, para acabar, porque este fue el film premiado con el Oso de Oro en el pasado Festival de Berlín. Que vale, todos sabemos que los premios no son infalibles, pero lo cierto es que esta historia de una separación (como muy bien dice el título español) en un país como Irán, con todo lo que ello supone, se promete intenso y, sobre todo, necesario.

Y aunque desearía realmente que el segundo recomendado de la cartelera de esta semana fuera “Intruders” (porque no neguemos la evidencia: Juan Carlos Fresnadillo es uno de los directores más interesantes que ha parido nuestra tierra en los últimos tiempos), lo mejor será compensar el exceso de esnobismo de la primera elección con “Crazy, Stupid, Love“, que bien puede dar la campanada y trascender el paradigma trilladísimo de la comedia romántica (e incluso del bromance) gracias a sus maravillosos actores (Steve Carell y, sobre todo, un Ryan Gosling explotando su muy rara vena cómica) y gracias también a unos directores, John Requa y Glenn Ficarra, que no acabaron de convencer con “Philip Morris I Love You” pero que sí que sembraron la duda suficiente como para hacernos intuir que, sin Jim Carrey por medio, pueden llegar a conseguir grandes cosas.

[Raül De Tena]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend