Aviso para navegantes despistados: “Gainsbourg. Vida de un héroe” no es un biopic de Gainsbourg. A poco que uno atienda a las frases que flotan en los pósters de los films que se disponen a visionar, no le será difícil dar con la frase “Un cuento de Joann Sfar“. Sí, el mismo Sfar de “La Mazmorra“. Así que, ¿por qué esperar que el autor de cómics, en su primer film, va a optar por una biografía rigurosa y respetuosa? Más bien habrá que celebrar ese punto de vista preñado de realismo mágico y de cierto aire entre bohemio y decadente que el autor imprime sobre cada una de sus imágenes… Sea como sea, el debate está servido. Que conste que, por mucho que quien firma este texto sea muy fan de Gainsbourg, me acabo decantando por celebrar los aciertos de Sfar. Me puede el corazoncito comiquero.

Por otra parte, también hay que celebrar que ya están aquí. Los blockbusters veraniegos han llegado para quedarse… Pero, sinceramente, si todos son como “Shrek. Felices para Siempre“, bienvenidos sean. Para esta entrega (que se vende insistentemente como la última), el ogro verde va a parar a una dimensión paralela de Muy Muy Lejano. ¿”Paralela” significa “más desquiciada”? Seguramente. Gracias a Dios.

Y a falta de algún título recalcitrantemente underground, de esos que tanto nos gustan en FPM, quedan aquí los otros tres estrenos de la semana: “Intrusos en Manasés” (sobre una periodista de investigación que se mete en el mundillo paranormal sin la ayuda de Iker Jiménez… pero con el apoyo (juas) de Miguel Ángel Muñoz), “Nothing Personal” (sobre una vagabunda islandesa y un eremita que pactan un intercambio de trabajo por comida con una única regla: “nothing personal” entre los dos. Otra cosa es que la cumplan) y “Un Regalo para Ella” (de relaciones amorosas y perros… poco más puede decirse a su favor o en su contra).

[Raül De Tena]

No Hay Más Artículos