Nuestra cartelera entra en terreno de perogrullo para afirmar que el gran estreno de esta semana es uno y sólo uno: “La La Land” de Damien Chazelle.

 

Si todavía no te has enterado de que “La La Land” (bueno, aquí en España tendremos que llamarla más bien “La Ciudad de las Estrellas. La La Land“… ahí queda eso) es la película que debes ver en los próximos días, es que algo no anda bien en tu vida social. Al fin y al cabo, los recientes Globos de Oro 2017, en los que la película de Damien Chazelle lo petaron como si no hubiera un mañana acaparando todos los premios habidos y por haber, deberían ser suficiente indicativo de que, a su estreno en nuestro país, el fenómeno se va a repetir de alguna forma u otra.

No es para menos: Ryan Gosling y Emma Stone como protagonistas de un musical con alma de romance (o de un romance con alma de musical, no me queda claro qué va primero en este caso) es algo que llamaría la atención incluso sin haber triunfado en la última edición de los Globos de Oro. Para más inri, dicen por ahí que Chazelle no hace concesiones a la platea y que se muestra tanto o más “smart” que en su anterior film, la también muy tremenda “Whiplash“. ¿En qué se traduce todo esto? Tú lo has dicho: hay que verla.

 

 

Aun así, si eres de los que nadan siempre contra corriente y esas cosas que hace la gente en el mundo (no sé, tío, para gustos los colores), a lo mejor prefieres dejar de lado “La La Land” y centrarte en otra joyita que llega estos días a nuestras carteleras: “La Tortuga Roja“, de Michael Dudok de Wit. Cine de animación (también cine de autor) para narrar la historia de un náufrago cuyos planes de salvación siempre se ven frustrados por una tortuga roja. Eso significa que, además de animación y autor, también es cine poético. Y eso significa también que es un estreno imprescindible.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend