¡Paren las rotativas! “Personal Shopper” de Olivier Assayas por fin se estrena en nuestro país y seguro que va a abrir un debate a nivel generalizado.

 

Permitid que os explique una historia que me ocurrió en el pasado D’A 2017… Resulta que, totalmente enajenado por ese ritmo festivalero que implica saltar continuamente de película a película y tiro porque me toca, fui incapaz de observar lo que estaba ocurriendo a mi alrededor. Por suerte, de repente, recibí un mensaje de Whatsapp de una colega que, simple y llanamente me preguntaba lo siguiente: “Personal Shopper“, ¿sí o no? Y así me abría los ojos al que estaba siendo uno de los debates más candentes del D’A que, a su vez, había sido uno de los debates más encarnizados de todos los festivales por los que ha pasado la película.

Ahora, sin embargo, el film de Olivier Assayas por fin se estrena en nuestro país… E, inevitablemente, el debate se va a abrir a un nivel mucho más generalizado. No voy a hacer ningún spoiler, pero solo diré que “Personal Shopper” hay que verla: es la historia de la personal shopper de una estrella que está varada en París esperando a que el fantasma de su hermano gemelo muerto le envíe alguna señal desde el más allá. También diré que Kristen Stewart está espectacular. ¡Ah! Y una última cosa me queda por decir: en el debate, yo me posiciono al lado de los que defienden “Personal Shopper” hasta la muerte. Y más allá.

 

 

Si, por el contrario, te la pela dar tu opinión en este debate, siempre tienes otras opciones en la cartelera de esta semana: “Dancer” (el documental sobre el bailarín Sergei Polunin), “Goodbye Berlin” (lo nuevo de Fatih Akin, por si a alguien le sigue interesando este hombre)… O, por encima del resto, “Boris sin Béatrice“, la película que debería ser la puerta de entrada pluscuamperfecta hacia el mundo de Denis Côté para todos aquellos que no conozcan al excepcional director de joyas como “Curling” o “Vic + Flo Ont Vu Un Ours“.

 

No Hay Más Artículos