Que sí, que la Navidad es un estrés porque hay que cocinar para mucha gente, tener la casa impoluta, ser el anfitrión perfecto… Y, claro, para ser el anfitrión perfecto has de tener mucho cuidad a la hora de seleccionar los aromas con los que darás la bienvenida a tus invitados y los olores que les acompañarán durante las veladas festivas. Por suerte, siempre hay opciones ganadoras como las de Castelbel, la tradicional casa portuguesa especializada en aromas para el hogar. La apuesta de la marca para estas fechas es bien clara: su edición limitada Navidad destaca por su perfumado aroma a galleta de jengibre y, sobre todo, por el hecho de que todas y cada una de las piezas que la componen (jabones, velas, y difusores) pueden considerarse objetos de decoración gracias a sus cuidadísimos acabados dorados y granates que recuerdan directamente a los regalos típicos de estas fechas. Pero si todavía quieres un poquito más, la solución es recurrir a la gama alta de Castelbel, llamada Portus Cale y especializada en aromas no presentes en la naturaleza. Para estas Navidades, Portus Cale apuesta en su línea White and Silver por un aroma de corazón en el que se mezcla el higo negro y la granada, además de incorporar toques de de frutos rojos, grosella y mora negra. En las antípodas de los dorados de la colección de Castelbel, White and Silver apuesta por los blancos y los plateados para evocar la nieve, el hielo o la luna. Elige cualquier opción de las dos… porque ambas te convertirán en el anfitrión perfecto.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend