¿Crees que el iPod Touch ya no cabe en tu vida? Aquí te damos cinco motivos por los que vas a volver a enamorarte del reproductor musical de Apple.

 

La imparable carrera de la tecnología del siglo XXI tiene un efecto más que positivo: nuestra vida está cada vez más optimizada ya que los aparatejos electrónicos cada vez están más finamente afinado a nuestros gustos (y contra nuestros disgustos)… Pero también hay algo que se puede percibir como mínimamente negativo en esta carrera hacia la era cyborg: el hecho de que todo pasa en un suspiro y, antes de que te des cuenta, ese aparato que adorabas y que creías que había revolucionado tu vida queda raudamente eclipsado por muchos otros. No se puede hacer nada para evitarlo.

Es el caso, por ejemplo, del iPod. Sin lugar a dudas, fue una de las revoluciones más profundas del mundo de la música y la tecnología en el nuevo siglo. Para todos aquellos que escuchamos música continuamente (y damos por sentado que aquí entramos absolutamente todos, ¿verdad?), esto de poder llevar nuestra propia biblioteca discográfica encima a todas horas fue algo así como tocar el cielo con la punta de los dedos. De repente, podíamos ir por la calle escuchando nuestro último disco favorito o correr en la cinta del gimnasio con una playlist de musicón adrenalítico. Lo que quisiéramos.

Y, sin embargo, el camino natural acabó imponiéndose: con el advenimiento de los servicios de streaming musical y la posibilidad de utilizarlos con el smartphone, ¿para qué llevar otro cacharro encima? Sí, la optimización mola, pero también puede ser un poco putas… Y, sin embargo, ahora que parecía que los smartphones habían canibalizado por completo las utilidades del iPod, resulta que el nuevo iPod Touch ha vuelto a entrar en nuestras vidas para demostrar que todavía le queda mucho camino por recorrer.

Desde Apple nos ofrecieron hace unos meses la posibilidad de probar el nuevo iPod Touch y, la verdad, nos hemos pasado un trimestre dándole una cañita brava al aparato que no es ni medio normal. Creíamos que deberíamos buscarle una utilidad y un hueco en nuestra vida y, sorprendemente, al final se ha acabado convirtiendo en un compañero inseparable para nuestro día a día. A continuación os explicamos los cinco motivos por los que nosotros nos hemos vuelto a enamorar del iPod Touch… y por los que vosotros también podríais y deberías volver a enamoraros.

 

ipod-touch-02

1. TU BIBLIOTECA MUSICAL, PERO EN EL SIGLO 21. Lo hemos dicho más arriba: el motivo por el que todos caímos crazy in love con el iPod originalmente fue precisamente porque nos ofreció la posibilidad de llevar siempre encima nuestra biblioteca musical. Cierto es que aquello implicaba una actitud activa y algo de trabajo por nuestra parte: obtener los mp3s, ordenarlos, ponerles las portaditas… Era un currazo de aquellos que, al final, compensaban cuando fardabas de tu colección ordenadita delante de tus colegas. Pero, entonces, una vez los servicios de streaming musical democratizan un acceso a bibliotecas musicales infinitas, ¿qué sentido puede tener el iPod Touch?

Muy sencillo: recuperar aquella capacidad de “selección” que todos perdimos cuando nos dejamos engullir por las mastodónticas bibliotecas musicales virtuales. Recuérdalo: molaba mucho abrir tu iPod y buscar lo que querías, algo en concreto, porque sabías lo que había allá dentro (en contraposición a perderte en un scroll infinito de música que ni te va ni te viene hasta que encuentras lo que más te interesa). Y lo mejor de todo: en nuestro caso, hemos acabado utilizando el iPod para conectarlo a unos altavoces de buena calidad mientras curramos, lo hemos usado también para llevárnoslo de vacaciones y no tener que preocuparnos de tener conexión de datos para escuchar nuestra música preferida, lo hemos usado para conectarlo a diferentes altavoces inalámbricos para animarnos melódicamente mientras cocinamos o hacemos diferentes tareas… Y sí, también nos lo hemos llevado de paseo, evitando así gastar batería del móvil innecesariamente. ¿No te empieza a parecer que te apresuraste demasiado al eliminar el iPod de tu vida?

2. APPLE MUSIC. Tampoco habría que subestimar el hecho de que los nuevos iPod Touch vienen ya con el servicio Apple Music totalmente implementado. Y esto, que podría considerarse una app de streaming musical, acaba siendo mucho más que eso (tal y como es explicábamos hace un tiempo en este otro artículo). Desde el minuto uno en el que enciendas tu iPod Touch, verás como la biblioteca del iTunes de tu ordenador y tu teléfono se sincronizan por completo con la de tu iPod, lo que viene a significar que tus compras se trasladarán automáticamente al nuevo aparato y que podrás acceder a tu colección musical ya sea de forma offline u online. Y, claro, luego está la “customización” pluscuamperfecta que consigue Apple Music para sus usuarios, ofreciéndote playlists y radios que se ajusten a tus gustos. Vale, venga, no vamos a volver a deshacernos en elogios al respecto de Apple Music porque la verdad es que ya se nos ve el plumero de enamorados hasta las trancas.

ipod-touch-03

3. UN IPOD CON APPS PARA ESCUCHAR MÚSICA. Puede que servicios como Spotify fueran en parte los culpables de la caída del iPod… Pero los tiempos cambian y evolucionan. Y ahora resulta que el iPod Touch no sólo es idóneo para escuchar este servicio o, como decíamos en el párrafo de arriba, Apple Music. Ahora existen aplicaciones maravillosas como las de Playmoss, Soundcloud o Mixcloud, que te aseguran horas y horas de música de una forma “diferente”. Hasta el momento, sin embargo, la cosa se reducía a utilizar estos servicios en el ordenador o en el móvil con los auriculares, pero ¿qué te parece la idea de conectar el iPod a un equipo de sonido de puta madre y utilizar todas estas apps a toda potencia? A nosotros nos parece una maravilla, la verdad.

4. CÁMARA, JUEGOS… Y TODAS ESAS CHUMINADAS APPLE QUE TANTO NOS MOLAN. Puede que la música sea la principal baza del iPod Touch, pero no habría que subestimar el hecho de que, al fin y al cabo, este aparato también atesora en su interior algunas de las cosas que más nos molan del iPhone. Ya no es sólo que a través de la Apple Store podrás descargarte las aplicaciones que te den la gana (oye, por nosotros como si te da por utilizar el iPod Touch para escribir una novela a través de un editor de texto), sino que también podrás utilizar su cámara (igual de potente que la de los iPhone de última generación), perder el tiempo con los juegos o cualquier otra locura que se te ocurra. El límite lo pones tú.

5. ESPACIO ADAPTABLE. El nuevo iPod Touch está disponible con cuatro capacidades de almacenaje diferentes: 16, 32, 64, 128 gigas. De hecho, para los hardcore users del aparato, uno de los principales chascos fue que, de repente, Apple parecía haberse olvidado de las capacidades de almacenaje altas cuando muchos de nosotros tenemos unas bibliotecas de no acabarse. Ahora, sin embargo, podrás decidir para qué quieres utilizar tu nuevo iPod Touch: ¿que eres más de seguir escuchándolo todo en streaming? Pues entonces con uno de 16 gigas te basta y te sobra. ¿Que eres un loco que quieres tenerlo absolutamente todo en tu aparato? Pues para ti el de 128 gigas. Será por opciones.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend