Citizens! es uno de los grupos noveles que más alegrías está generando dentro de la escena del pop alternativo británico a lo largo del último año por sus refrescantes singles e insolente jovialidad. No vamos a recordar aquí su corta historia, porque ya lo hicimos en su momento cuando el radar de nuestra sección WhatsHype!? los cazó al vuelo para presentarlo sen sociedad, con lo que nos quedaremos con la parte final de aquel texto, dedicada a su probable futuro: “Su álbum de debut está al caer y tiene toda la pinta de que puede resultar disfrutable y adorable a partes iguales. Lo peor del asunto es que Citizens! deberán impedir que se les acabe tachando de enésima banda ensimismada con el tecno-pop de filiación ochentera diseñado exclusivamente para alborotar pistas de baile alternativas”. Pasados unos cuantos meses, y editado dicho LP de estreno, bautizado como Here We Are(Kitsuné / Music as Usual, 2012), ya estamos en disposición de desmenuzar tal predicción para comprobar hasta qué punto se ha cumplido.

Como paso previo a la grabación de su primera obra, la banda de Londres (compuesta por Tom Burke, Lawrence Diamond, Mike Evans, Martyn Richmond y Thom Rhoades) no dudó en contar con su padrino artístico, Alex Kapranos, para que se pusiera a los mandos de la producción. Un paso lógico, dado que el líder de Franz Ferdinand se había empeñado en darles un empujoncito en el mundillo musical para sacarlos del anonimato y el sonido global del quinteto no se alejaba demasiado del practicado por los escoceses. Sus sencillos de presentación así lo fueron confirmando, en mayor o menor medida: “Reptile” (la más franzferdiana), “(I’m In Love With Your) Girlfriend” (con su facilona pero graciosa letra) y True Romance” (a pesar de su desarrollo parsimonioso) remitían a los tiempos en que las hordas indies (británicas y foráneas) bailaban sobre las cenizas del extinto brit-pop al ritmo del revival nuevaolero surgido a mediados de la década pasada en el reino de su majestad Isabel II. Estos tres temas se pueden considerar como la espina dorsal de “Here We Are”, entre los que sin duda sobresale True Romance”, una de las mejores canciones de lo que llevamos de 2012 (al menos, para nosotros) y que incluso entró a formar parte del hilo musical de cierta cadena de supermercados nacional, al estilo de los Tesco británicos.

Un signo que indica hasta dónde alcanzó la mano de Citizens!, caracterizados por saber imprimir a su repertorio una sugerente y excitante euforia sin ningún tipo de complejo: las conocidas y ya mencionadas “Reptile” y “(I’m In Love With Your) Girlfriend” fueron sólo un anticipo de la efervescencia que “Here We Are” desprende en la mayor parte de su minutaje, hecho que se ratifica cuando el oyente se topa con la saltarina “Caroline” y el pulso new-wave de “Monster”, “She Said” y “Let’s Go All The Way”, con la sombra de Franz Ferdinand (de nuevo) pisándoles los talones. Una analogía inevitable que se extiende a la progresión oscilante de “I Wouldn’t Want You” pero que se rompe con “Love You More” (que sigue la estela de la gran “True Romance”), el trasfondo funk de “Nobody’s Fool” (con una envoltura muy similar a la de algunas piezas de otro hype reciente: Friends) y el halo R&B robótico que rodea a “Know Yourself” (expresada según los modos de Hot Chip y con Burke acercando su falsete al de Alexis Taylor).

Llegados a este punto, volvamos al párrafo de más arriba sacado del WhatsHype!? de Citizens! para concluir que, sí, “Here We Are” es un disco que resulta disfrutable y adorable a partes iguales (debería pelear codo con codo con el Enjoy It While It Lasts-Polydor, 2012- de sus compatriotas Spector por obtener la mayor porción posible del pastel de la audiencia más avezada del indie-pop); y, por otro lado, que los londinenses escapan de la condición de enésima banda ensimismada con el tecno-pop de filiación ochentera diseñado exclusivamente para alborotar pistas de baile alternativas (a pesar de que su hogar discográfico sea Kitsuné). Efectivamente, su estilo da unos cuantos rodeos a determinados sonidos de los 80, pero siempre desemboca en la actualidad; y esos planteamientos musicales buscan no sólo agitar extremidades, sino también conmover corazones. Gracias a todo ello, Citizens! ya han conseguido adelantar a sus compañeros de sello Two Door Cinema Club (tras el patinazo de estos) en la carrera por ser uno de los grupos más molones de la temporada. Al igual que les sucedió a los norirlandeses en su momento, la temida y exigente reválida del segundo disco espera a los ingleses.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend