¿Qué se os pasa por la mente si os decimos algo tal que ¡”Exhilaration, Fascination, Sensation e Illumination“!? ¿El título del nuevo single de Sophie Ellis Bextor? ¿Otro nombre ocurrente de los pintauñas OPI? Pues no, tan sugerentes nombres corresponden a las líneas de la colección de verano de Civic Duty. Si el nombre no os suena es, sencillamente, porque es una marca de calzado que ha llegado a nuestro país hace muy poquito. Pero tiene detrás toda una filosofía eco-friendly que, unida a un diseño de lo más original, hará que le prestemos mucha atención de aquí en adelante.

Primero, porque están fabricadas en un material que se llama Tyvek, cien por cien reciclable, de textura muy similar al papel reciclado (si os fijáis en la foto es una auténtica locura) y que se utiliza por primera vez en el ámbito del calzado. Es decir, las Civic Duty son eco-friendly y rompedoras. Su diseñador, Steven Weinreb, creó la marca en 2009 con la intención de poder ofrecer un calzado que fuese divertido a la vez que ecológico y provocara el mínimo impacto en el entorno de su producción. Segundo, porque Civic Duty escoge cada año una ONG y destina todos los beneficios de un modelo exclusivos a este fin. Así que, además de ser responsables con el medio ambiente, son solidarias. Y tercero porque, de nuevo, los diseños sí son impactantes y divertidos, lo que la hace una zapatilla perfecta para el día a día del que al acabar de escribir este post, efectivamente, somos muy fans.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend